Sábado 29 Abril 2017

Brujería, ungüentos y aceite, las razones por las que están matando los delfines rosados

Caracol

Las autoridades en Orocué, Casanare están preocupadas. En menos de dos semanas dos delfines rosados han sido atacados por foráneos que han arribado a la zona, les instalan unas trampas y terminan cazándolos indiscriminadamente.

El capitán Andrés Ladino, Comandante del puesto fluvial de la Armada en Orocué Casanare, informó a Caracol Radio que después de atender una queja por pesca ilegal, se encontraron seis mallas no autorizadas.

“Hasta ahí pensábamos que todo se trataba de pesca ilegal, pero la sorpresa vino después”, dijo el oficial.

Aguas abajo encontraron dos cuerpos de delfines rosados que tenían en su lomo tres arponazos o heridas con arma blanca. “Averiguamos con los pescadores y nos manifestaron que hombres extraños estaban cazando estos animales con fines comerciales”.

Estas personas- relató el oficial- instalan mallas, los delfines llegan a comer pescados y quedan atrapados.

“Ellos sacan una aceite y lo comercializan. Venden a 50 mil pesos una botella de aceite, un macho produce hasta 130 botellas, es decir, entre 5 y 6 millones de pesos”.

También las están comercializando para brujería. “Con sus ojos y dientes hacen brujerías y con los aceites tratan problemas respiratorios y hasta ungüentos para atraer el ser querido. La carne, por su tejido grasoso, también la usan como carnada”.

Desde las fiestas de Orocué, Casanare, en febrero pasado, arribaron foráneos a la zona y se habrían quedado a sacrificar y a explotar estos delfines. A orillas del río Meta, que cruza por Orocué, han encontrado varias pieles de estos animales. En esta zona del país, los delfines rosados son indefensos y danzan alrededor de las lanchas de los turistas y pescadores.

La Fuerza Naval de Orinte de la Armada ordenó reforzar las operaciones en Meta, Casanare, Vichada y Arauca y evitar que pescadores y foráneos sacrifiquen a estos animales.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb