Miércoles 26 Julio 2017

Magangué, todavía en deuda con la niñez

El fenómeno del trabajo infantil en Magangué, lejos de solucionarse, parece agravarse hasta tal punto, que en las calles se observan a menores de edad trabajando desde tempranas horas de la mañana, con el propósito de aportar para el sustento diario de sus hogares.

Según expertos y analistas, esta situación es más evidente en la época navideña y de fin de año, y pese a las campañas de sensibilización no se evidencia mejoría alguna.

En este sentido, organizaciones como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Secretaría de Salud y la Fundación Semillas de Esperanza (Fundasem), han desarrollado eventos y actos públicos con el objetivo de concientizar a la población magangueleña frente a este flagelo.

En Magangué cerca del 20 por ciento de la población no escolarizada vive esta situación.

"Interrumpir el proceso académico e incluso abandonar el colegio por completo son hechos que perpetúan la pobreza y reducen las posibilidades de progreso para cualquier menor y, por ello, configuran una de las más preocupantes consecuencias del trabajo infantil", manifestó Yina Mendoza, coordinadora de Fundasem.

Las labores más comunes

El trabajo doméstico y las ventas ambulantes son las labores que concentran la mayor cantidad de niños trabajadores en el municipio.

De igual manera, existen menores trabajando en el cuidado de animales, transporte de lavadoras y vigilancia en parqueaderos.

“Entre las principales razones para laborar registramos la participación en actividades familiares, tener su propio dinero y ayudar en los gastos de la casa. Para algunos ciudadanos esto es normal, y tienden a entregarle una moneda a los niños”, acotó la profesional.

La comunidad debe denunciar

La invitación por parte de las entidades encargadas es para denunciar los casos en que los niños sean explotados laboralmente en ventas ambulantes, trabajos domésticos o en actividades en las calles, como botar basuras.

Este medio hace un llamado a los padres de familia, docentes y gobernantes, en nombre de los menores que trabajan, para que le saquen ‘tarjeta roja’ al trabajo infantil y propicien escenarios, leyes y posibilidades de empleo para los adultos que impidan que un infante considere la opción de trabajar, sencillamente porque en su casa no hay recursos.

viaradio

x

cuartavia play store

Festiweb