Martes 19 Septiembre 2017

Efraín Corredor Martínez, el hombre que llegó con la Piragua de José Barros a Magangué

Antes de entrar al auditorio donde se realiza la Feria de Negocios por la Paz Fenpaz en Magangué es imposible no detenerse para apreciar la miniatura de la piragua, la embarcación que inspiró al compositor José Barros, para escribir sobre la piragua de Cubillo.

Al lado se encuentra el artesano Efraín Corredor Martínez proveniente de El Banco Magdalena, uno de los 50 expositores de la Feria, pero al que obligadamente hay que preguntarle sobre la réplica de la Piragua y su relación por el maestro José Benito Barros.

De él se puede decir que es un bogotano que a los 37 años asumió la dirección de la Inspección Fluvial en El Banco, Magdalena, la tierra de José Benito Barros Palomino, uno de los más importantes compositores en la historia de la música colombiana; desde ese mismo momento se fascinó por el mundo de las piraguas y la vida del maestro.

Nos cuenta que se dio a la tarea de conocer cómo se elaboraban estas embarcaciones, las estudie y a partir de allí me atreví a construí modelos, “ahora me encuentro ligado a la cultura en El Banco, y directivo de la Fundación José Barros Palomino que organiza el Festival Nacional de la Cumbia, que se realiza en agosto

De él se publicó un agradable texto en el periódico El Heraldo, donde se relata su profundo amor por la cultura de El Banco, de sus historias, sus canciones y de la mujer con la que finalmente se casó: Magali Guerrero Alfaro, es retirado y pensionado, la artesanía es una pasión aunque dice que sus piraguas y demás productos son apetecidos.

Corredor, con grado de suboficial tercero y quien venía de la Armada Nacional luego de prestar sus servicios en Cartagena y Barranquilla, había llegado a ese cargo luego de ganar un concurso de méritos convocado por el Ministerio de Transporte.

Efraín Corredor fue perfeccionando las figuras hasta elaborarlas idénticas. Les colocó un sello particular, pues les incluyó los personajes del tema musical (Guillermo Cubillos, Pedro Albundia y las bogas) y un título pirograbado.

Las réplicas han ido a parar a manos de ilustres personalidades de la política, la iglesia, el arte y la cultura.

Una de ellas la recibió el papa Francisco el 18 de septiembre del año 2014. Se la llevó a El Vaticano el obispo de El Banco, Luis Gabriel Ramírez.

“Está muy hermosa”, expresó el máximo jerarca de la iglesia católica en el mundo, según le contaron a Corredor.

Cuatro años antes en la Catedral de El Banco, el nuncio apostólico (Embajador de la Santa Sede), Aldo Cavalli, recibió de manos de una pequeña bailarina de cumbia otra de las obras en madera.

También les fueron regaladas dos al presidente Juan Manuel Santos: una cuando estaba en campaña para el primer período de gobierno y otra cuando fue reelegido Jefe de Estado.

Hoy las pequeñas piraguas talladas en madera son, como lo es la canción de José Barros, un símbolo cultural de El Banco.

“Es un deber cumplido, es difundir el legado del Maestro”, anotó el artesano presente en Fenpaz.

viaradio

x

cuartavia play store

Festiweb