Lunes 25 Septiembre 2017

Y a propósito de controversias por sentencias a violadores, ¿Cuándo sale “la Bestia”?

A propósito de la controversia suscitada por la sentencia de la juez 35 con función de conocimiento de Bogotá contra Rafael Uribe Noguera como responsable del crimen de una menor de 7 años de edad, en hechos ocurridos el 4 de diciembre de 2016, que impuso una pena de cincuenta y un años y diez meses de prisión, cuando la fiscalía solicitaba 60 años que es la pena máxima para los delitos de feminicidio agravado en concurso heterogéneo con secuestro simple agravado y acceso carnal violento agravado, de los que s ele acusaba,

Pero la condena que tampoco la comparte gran parte de las organizaciones de activistas y los familiares refleja una de las circunstancias donde nuestra legislación fallaba antes del 2004, cuando se permitía la rebaja de penas y otros subrogados a los agresores sexuales de niños. A Partir del 2004 la Ley 906 contempla que ningún agresor de menores de 14 años tendrá rebajas en sus penas así colaboren con la justicia.

El caso es que los horrendos crímenes de Luis Alfredo Garavito, también conocido como ‘la Bestia’ parece muy poco su sentencia frente a la monstruosidad de los actos cometidos. Habría cometió, por lo menos, 200 violaciones y asesinatos de infantes en Colombia.

Garavito, purga una condena de 40 años de cárcel en la Penitenciaría de Máxima y Mediana Seguridad de Valledupar, conocida como “la Tramacúa”, pero todos los delitos de este asesino ocurrieron antes de 1999. Por lo que recibiría los beneficios que la ley otorgaba aunque varias posiciones en derecho hablan de otra cosa y algunos más discrepan porque la sucesión de condenas están vigentes como a posibilidad de una extradición solicitada por Ecuador.

Sin embargo aún se recuerda la entrevista con el periodista español Jon Sistiaga, en abril de 2016, donde manifiesta que los años de cárcel que le dieron “para lo que yo hice… es muy poco”, pues la justicia lo señala de la violación y asesinato de más de 200 niños.

La ‘Bestia’ – cumplirá el 25 de enero del 2018, 61 años de edad - manifestó que vivía muy atormentado y que no es feliz. Dijo que ha llorado, ha lamentado y ahora se considera otro Garavito.

En esa misma entrevista dijo que aún le faltan varios años para poder salir de prisión. Según él, su libertad se podría dar en unos ocho años.

Luis Alfredo Garavito fue capturado en 1999 luego de que intentara abusar sexualmente de un niño en Villaviencio. Un indigente logró impedir el brutal hecho tras los gritos de auxilio del menor cuando lo llevaba hacia un matorral. El indigente lo golpeó y permitió que el niño escapara. Horas después pudo ser detenido y tres meses después fue condenado.

Garavito Cubillos está preso desde abril del 1999 y fue condenado a 40 años de prisión por los múltiples crímenes por los que fue procesado. Además, en su hoja de vida también reposan las 48 condenas ejecutoriadas por pagar. El interno ha cumplido 18 años físicos en la cárcel y la autoridad competente le ha aceptado redención de pena por 2 años, es decir, que en total Garavito Cubillos lleva 20 años de su pena cumplida. Para acceder legalmente a una libertad condicional debe cumplir 24 años de prisión, o sea aún le restan mínimos cuatro años más aproximadamente.

Según un documento del Consejo Superior de la Judicatura, Garavito habría cumplido una de las condenas que pesan en su contra el 25 de noviembre de 2011. Sin embargo, cerca de 20 procesos que aún hay en su contra impedirían su libertad. Adicionalmente, la República de Ecuador también lleva algunas investigaciones por crímenes cometidos contra niños de ese país, razón por la cual está pedido en extradición.

Aun así, la justicia colombiana piensa que por colaborar en la recuperación de los cuerpos y por buena conducta, le disminuirían la condena. Sin embargo, para algunos juristas la Ley de Infancia y Adolescencia en su artículo 199 numeral 7, elimina la posibilidad.

De igual manera, manifiestan que es aplicable eliminar la posibilidad de aplicación de principio de oportunidad para estos delitos, de forma que las rebajas no se aplican aunque los delitos de Garavito se realizaran antes que esta ley fuera aplicada (numeral 2); ni puede beneficiarse de arresto domiciliario (numerales 5 y 6).

En todo caso y a pesar de las cadenas en redes sociales sobre la posible salida de la Bestia o de las noticias sobre su libertad condicional, dejar en libertad a esta persona seria el peor desconcierto de la justicia de Colombia, así se tratara de un tecnicismo o rigor legal, no tendría presentación alguna que la justicia se mida por una interpretación doctrinal.

Para ver más

viaradio

x

cuartavia play store

Festiweb