Miércoles 26 Abril 2017

Los comandantes guerrilleros disidentes de las FARC, es probable que se den más casos

Natalio Cosoy / BBC Mundo,

Lo advirtieron los expertos, lo temía el gobierno, lo sospechaban las propias FARC: el fenómeno de la disidencia en la guerrilla que firmó la paz con el estado colombiano tras más de medio siglo de conflicto interno no es simplemente un supuesto.

La prueba más contundente llegó este martes, cuando las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia anunciaron que habían decidido expulsar a cinco comandantes.

En un comunicado, las FARC informaron que Gentil Duarte, Euclides Mora, John Cuarenta, Giovanny Chuscas y Julián Chollo (todos son nombres de guerra), quienes cumplían tareas de mando en el grupo insurgente en el Bloque Oriental, fueron separados de las filas de esa guerrilla.

El texto también hace un llamado a los combatientes a no seguir a esos hombres que eran sus jefes inmediatos y les pide que vuelvan a las filas de las FARC donde, dicen, "serán acogidos nuevamente por sus camaradas".

¿Quiénes son?

Según un reporte del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (CERAC), Gentil Duarte, quien tuvo rol de comandante de frente en el Bloque Oriental, es el más reconocido de los jefes desplazados por las FARC.

Es más, como parte de la delegación de paz las FARC en La Habana, había sido elegido para "corregir" la dirección del Frente Primero de ese mismo bloque, que fue el se mostró en disidencia antes que cualquier otro, un antecedente de lo que ahora ha ocurrido en otras sectores de la guerrilla.

De todas, esta ha sido la deserción más significativa para el grupo rebelde.

Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, le dijo a BBC Mundo: "Yo creo que las FARC van a intentar convencer a Gentil Duarte de que vuelva, porque es uno de sus hombres históricos".

El segundo en importancia es John Cuarenta. De acuerdo con CERAC, es considerado el principal narcotraficante del grupo guerrillero (aunque las FARC siempre han insistido que su único rol en el negocio del narcotráfico ha sido el de cobrar un "impuesto" a los laboratorios y traficantes).

Por su parte Euclides Mora había estado, como Duarte, en La Habana y Giovanny Chuspas fue jefe de frente en el Bloque Oriental. Julián Chollo operaba en el departamento de Guaviare, de acuerdo con Ávila.

¿Por qué fueron separados?

El comunicado de las FARC dice: "Esta decisión está motivada en su conducta reciente que los ha llevado a entrar en contradicción con nuestra línea político-militar".

No ofrece muchos más detalles.

Gabriel Ángel, miembro de las FARC, dio algunos indicios en su cuenta de Twitter (retuiteada en ocasiones por Timochenko, máximo jefe de esa guerrilla): "Expulsados hablaban de continuar lucha armada, para seguir haciendo de las suyas. Mentían a nombre de revolución. Expulsados: acomodamiento, robo al movimiento, abusos con la población, todo encubierto con falso lenguaje radical".

Hay versiones que sugieren que no estaban cumpliendo con la implementación de los acuerdos de La Habana: debían haber comenzado ciertos pasos de cara a la movilización de los guerrilleros a las zonas veredales (lugares de concentración donde pasarán seis meses, durante los cuales dejarán sus armas), pero no lo estaban haciendo.

En ese sentido, Jorge Restrepo, director del CERAC, le dijo a BBC Mundo que no se trató de un problema de narcotráfico o extorsión, sino de falta de cumplimiento en la preparación de cara a la desmovilización y desarme.

Ávila, por su parte, señaló que al menos en alguno de los casos, los disidentes se fueron con armas, hombres y dinero, abandonando sus puestos.

Aunque aclaró: "La razón de esto no es económica, es un tema jurídico". Se refiere a que la dilación en la implementación de los acuerdos de paz generó dudas e inseguridad en algunos miembros de las FARC.

"Las FARC habían calculado que para el 1 de noviembre todos iban a estar en las zonas veredales", dijo. La derrota en el plebiscito del 2 de octubre retrasó todo.

"Ellos creyeron que no les iban a cumplir", explicó. "Estas estructuras de las FARC tienen muchos miedos de traición, de que los capturen, de que los extraditen".

¿Va a haber más casos como estos?

Los analistas consideran que es lo más probable.

"Nosotros tenemos un listado de varios frentes donde eso puede suceder", dijo Restrepo. Entre ellos, todo el Bloque Oriental y otras zonas del país, como el municipio de Tumaco en la costa del Pacífico.

"Todas zonas de economías criminales, de baja población", explicó Restrepo. Se trata de disidencias que se van a abocar a la economía criminal, según el analista.

"Va a ser de mandos medios, altos, pero no tanto de hombres y armas".

Es similar al pensamiento de Ávila, quien cree que aunque habrá más deserciones no serán masivas: "Puede ser un mando con diez perso

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb