Miércoles 29 Marzo 2017

En 14 años se acabaría el sida y las infecciones de transmisión sexual en Latinoamérica

La detección temprana y el acceso al tratamiento antirretroviral son las herramientas fundamentales para erradicar en 2030 la epidemia del VIH en Latinoamérica, una región en la que 1,7 millones de personas viven infectadas por ese virus, según Onusida.

La epidemia en la región afecta principalmente a los hombres, con un estimado de 1.1 millones de individuos viviendo con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), además de cerca de 200,000 personas que están entre los 15 y los 24 años de edad, incluyendo a 40,000 niñas adolescentes y mujeres jóvenes.

Es así como, a pesar de que Latinoamérica es una de las regiones del mundo que tiene la cobertura más alta para el tratamiento antirretroviral con el 47 % de personas que viven con VIH, el pasado setiembre el subcontinente acordó un plan para poner fin al sida y a las infecciones de transmisión sexual (ITS) para 2030.

El acuerdo, que se alcanzó en EEUU en el 55 Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) prevé acelerar desde ahora hasta 2020 las medidas de prevención y tratamiento, con un plan que busca reducir en un 74 % los casos nuevos de VIH, disminuir en un 62 % las muertes anuales relacionadas con sida y bajar del 7 % al 2 % la proporción de niños que nacen con VIH.

Con estas metas en el horizonte, los países de la región llegan al final de 2016 con estadísticas en descenso en número de infectados (-17 %), menor número de niños que nacen siendo portadores del virus y descenso en el número de muertes relacionadas con el VIH (29 %).

A pesar de estos datos, en varios países las estadísticas son preocupantes y, por ejemplo, en Chile, según el Ministerio de Salud y un estudio de la Universidad de Chile, los contagios por sida aumentaron un 68,7 % en los últimos 10 años, hasta algo más de 30.000 casos confirmados.

Según ese informe, entre los 15 y 19 años el alza de contagios ha sido de 125 % en los últimos 10 años, mientras entre los 19 y 24 años fue del 113 %.

Para los dos países más grandes del Cono Sur los datos también disparan alarmas, en Brasil unas 827.000 personas son portadoras del VIH, de las que 112.000 no saben que tienen la enfermedad y 260.000 lo saben pero no se tratan, según estadísticas divulgadas por el Ministerio de Salud brasileño.

Mientras, en Argentina viven alrededor de 126.000 personas con el VIH y de ellas, el 30 % no sabe que lo tiene, algo que, según el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el SIDA (Onusida), genera un "doble impacto": la aceleración del contagio y los diagnósticos tardíos, y provoca 1.600 muertes cada año en el país.

viaradio

Vía TV

Para Ver

x

cuartavia play store

Festiweb