Domingo 30 Abril 2017

Otro caso de suicidio se presentó en Magangué, se ahorcó frente a su mujer y su hijo

Otro caso de suicidio se presentó en Magangué, se ahorcó frente a su mujer y su hijo

En poco más de 24 horas dos hombres residentes en Magangué han tomado la fatal decisión de quitarse la vida. El lunes en la madrugada Orlando Rojas Atencia se ahorcó un hombre residente en el barrio Nueva Esperanza. Ayer en la mañana, Roberto Carlos Rodelo, de 22 años, también se suicidó utilizando un cáñamo con el se colgó, al parecer, en la sala de la casa delante de su mujer y su hija.

El hecho se presentó en el barrio La Candelaria en el sector conocido como “El Cartucho” y causó gran alboroto en los residentes del sector que lo auxiliaron, llevaron hasta el Hospital la Divina Misericordia, pero nada se pudo hacer pues la suerte ya estaba echada para el suicida.

Vecinos del sector señalaron que Roberto Carlos Rodelo tenía varios días de no vérsele por el sector y ayer llegó muy alegre. Aseveró un mototaxista del sector que a pesar de que en días pasados había tenido una discusión con él por lo que no se dirigían la palabra, pero que ayer cuando llegó lo saludo y hasta se echó a reír.

Cuenta el mototaxista que un vecino le dijo a Roberto “vuelves a las misma” refiriéndose a que regresaba al lugar de residencia de su mujer con la que también había peleado en días pasados. A este comentario Roberto habría dicho que “vengo en son de paz a ver a mi hija”.

Al rato pasó lo que siempre pasaba: se trenzó en una fuerte discusión con la madre de su hija. De un momento a otro tomó un cáñamo, lo ató a una viga del techo de la sala de la casa, se montó en un sofá, se amarró la cuerda al cuello y rodó el mueble con los pies quedando colgado.

Ante el escándalo de la mujer los vecinos llegaron y lo bajaron para luego llevarlo hasta el hospital donde llegó sin signos vitales.

Llama la atención que los vecinos se fueron lanza en ristre contra la mujer del suicida porque presuntamente no hizo nada por impedir que Roberto se colgara. Esta fue insultada y hasta amenazada, pero no fue agredida físicamente.

Cabe anotar que Roberto Carlos Rodelo prestó el servicio militar e la Infantería de Marina donde accidentalmente resultó herido en una pierna. Por este motivo recibió una indemnización con la que compró una motocicleta con la que se rebuscaba el pan de cada día.

En esa institución se desempeñó como recreacionista.

Sin embargo su adicción a las drogas lo llevó a vender el vehículo para, al parecer, dedicarse a la venta de drogas. Con lo que no contaba es con que su adicción lo llevó a quedar prácticamente en la calle.

 

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb