Viernes 26 Mayo 2017

Asesinato de dos personas en Magangué. Un solo sicario se encargó de hacer ‘la vuelta’

Toda una película rodeó un doble asesinato que se registró ayer al frente del Centro de Alto Rendimiento de Magangué.

En una primera instancia los muertos fueron identificados como Abraham Elías Dovalles Lizarazo y John Jáder Ruíz Payares porque les encontraron las cédulas con estas identidades.

Sin embargo, los detectives que se colocaron al frente de la investigación cayeron en cuenta de que uno tenía una cédula que fue reportada como robada.

Mediante la investigación lograron establecer que en realidad se trataba de Juan Carlos Jaller Padilla, natural de Arbolete, Antioquia, y no de Abraham Elías Dovalles Lizarazo.

La cédula le fue robada a Abraham Elías Dovalles Lizarazo en pasado mes de enero cuando unos sujetos lo atracaron cerca al templo de San Pío. El robo de la cédula fue reportado el 27 de enero en Guaranda, Sucre.

La segunda parte de la historia es que el encargado de hacer “la vuelta” fue un solo hombre según lo manifestado por un testigo.

Contó que ayer a las 2:30 de la tarde las dos personas que fueron asesinadas se desplazaban en una moto Boxer, negra con rojo, de placas CER80E, por la Avenida Diego de Carvajal, sentido Centro-Camilo Torres. Junto a ellos iba otro motociclista que se movilizaba, según testigos, en una Yamaha, negra.

Al llegar a la carrera 14, esquina del Centro de Alto Rendimiento, John Jáder Ruíz Payares, quien conducía la moto, Boxer, detuvo la marcha para doblar hacia el barrio Santa Rita. No tenían ni la más mínima idea de que la muerte los acechaba porque antes de hacer el cruce el hombre que se movilizaba en la Yamaha, negra, con la velocidad de un rayo sacó un revólver y les disparó de manera despiadada.

Al sentir que estaban siendo atacados, Juan Carlos Jaller Padilla, quien iba de parrillero, se bajó de la moto y corrió unos metros para refugiarse en el interior de una vivienda ubicada al frente de donde hay una reconocida venta de chorizos. Ya iba herido de muerte, pues ingresó a la casa y en la sala se desplomó sin vida.

Por su parte Ruíz Payares, quien iba conduciendo, bajó por la carrera 14 y dobló por donde se encuentra una frondosa ceiba a pocos metros de la entrada del Centro de Alto Rendimiento cayó muerto del lado derecho con la moto.

Cada una de las víctimas presentaban tres impactos de arma de fuego. John Jáder Ruíz Payares tenía balazos en la región abdominal y espalda mientras que Juan Carlos Jaller Padilla presentaba un tiro en la espalda, otro en el antebrazo derecho y un último en el lado derecho del tórax.

Como dato curioso en la diligencia de levantamiento de cadáver a Jaller Padilla le encontraron en sus genitales una billetera que contenían varias bolsas de base de coca y la cédula a nombre de Abraham Elías Dovalles Lizarazo.

Se conoció que una vez el sicario cometió el doble crimen huyó con rumbo como quien va para Camilo Torres.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb