Jueves 29 Junio 2017

El 28 de marzo será el juicio oral contra la madre y la tía de la menor Karen Dayana

Desde que la Fiscalía capturó a la mamá y a la tía de la niña Karen Dayana Lambraño Mulleth, desaparecida desde el 23 diciembre de 2014 en Mompox, siempre ha dicho que son responsables.

Durante la investigación las dudas surgieron por el comportamiento de la madre Sandra Mulleth, quien se mostraba tranquila y solo manifestaba angustia cuando era cuestionada por las autoridades. Las sospechas se hicieron más evidentes ante los reclamos de la mujer del por qué no se aumentaba el monto de la recompensa ofrecida por información que permitiera dar con el paradero de la menor.

La tía de Karen Dayana fue detenida por presuntamente colaborar en la presunta desaparición. Una de las pruebas que tienen las autoridades es un video en el que se ve que la niña el día de los hechos es llevada de la mano por una persona, que en ese caso sería su tía Glenys Carias.

La historia

Son muchas las preguntas, llenas de sinsabor, que surgen cuando se piensa en Karen Dayana Zambrano Mulleth. Sin embargo, las respuestas son pocas. La niña desapareció el 23 de diciembre de 2014 en Mompox (para entonces tenía 7 años), y hasta el sol de hoy nada se sabe sobre su paradero, pese a los incansables esfuerzos del Gaula de la Policía y de la Fiscalía Seccional Bolívar.

Más de dos meses después de la desaparición, hubo un gran revuelo y conmoción en el municipio y la región por un hecho inesperado. El 11 de marzo del 2015, miembros del Gaula capturaron a Sandra Mulleth y Glenys Carias, madre y tía de la menor, como el resultado de una investigación liderada por el fiscal primero especializado, Pedro Díaz Pacheco.

Las mujeres fueron traídas a Cartagena y un juez de Garantías las aseguró por el delito de desaparición forzada agravada. A la madre la enviaron a la cárcel para mujeres de San Diego, mientras que la tía le dieron prisión domiciliaria, que cumple en Mompox.

Las dos mujeres no aceptaron cargos y aseguran ser inocentes, pese a los argumentos esbozados por la Fiscalía, que indican que tendrían que ver con la desaparición.

Meses después, ambas fueron acusadas y a finales de febrero pasado terminó la audiencia preparatoria contra estas, luego de varias sesiones.

Pero ha llegado la hora de la verdad para ellas. El 28 de marzo próximo, empezará el juicio oral contra Sandra y Glenys. Y la Fiscalía destapó sus cartas en la anterior cita pública. Como principales pruebas contra ellas están un video y relatos de testigos.

Presuntas inconsistencias

Karen era la mayor de tres hermanos y sus padres están separados. Vivía en Mompox con su mamá y el compañero sentimental de esta. Las indagaciones dejan ver que el 23 de diciembre de 2014, su madre la mandó a hacer una recarga con su hermano menor.

La niña hizo la recarga en un negocio donde vendían minutos, y cuando regresaba a casa con su hermano desapareció. Un hombre al que llamaban ‘el Indio’ se la habría llevado, indicó su hermano menor a las autoridades.

La desaparición ocurrió a las 9 de la mañana, pero solo hasta las 4 de la tarde del mismo día, la madre denunció la situación. Testigos dicen que Sandra siempre ha estado tranquila y que incluso fue una amiga la que la incitó a que fuera a denunciar la situación. Las pesquisas empezaron y las autoridades obtuvieron un video de una cámara de seguridad de un negocio, en el que se ve, cerca de quince minutos después de la desaparición, a una mujer tomada de la mano con una niña.

Las investigaciones de la Fiscalía indican que serían Glenys Carias junto a Karen. Con el fin de probarlo, expertos del Gaula y la Sijín analizaron el video y realizaron comparaciones morfológicas que indican que así sería.

Además, se comparó la forma de caminar de Glenys con la de la mujer que aparece en el video y coinciden. “También se analizó la forma de caminar de la niña.

En el video se ve a la menor agarrándose un mechón de cabello y dándole vueltas, y ese es un gesto peculiar de la niña que reconocen sus familiares”, indicó un investigador. Hay que señalar, además, que al ver el video, el padre de Karen dijo de inmediato que esa era su hija y que quien la acompañaba sería su tía Glenys.

Una de las cosas que hace sospechar de que Sandra Multeh tendría algo que ver en la desaparición de su hija es que una testigo indicó a la Fiscalía que cuando miembros de la Sijín llegaron a indagar sobre el caso inicialmente, habría escuchado que Sandra le dijo a su hijo menor (el que acompañaba a Karen cuando desapareció), que si le preguntaban que quién se llevó a su hermana indicara que había sido un hombre llamado ‘el Indio’.

Eso dijo el menor, pero se conoció que tras ser entrevistado por psicólogos indicó que no conocía al hombre, que nunca lo había visto. Entonces, sobreviene una pregunta: ¿si no lo conocía, cómo sabía el niño que al hombre que se habría llevado a su hermana le decían ‘el Indio’? Por ello, se cree que la respuesta del niño podría haber sido inducida, teniendo en cuenta además que su testimonio fue tomado tres días después de la desaparición.

Pero hay más. Este medio conoció que la Fiscalía tiene en su poder de la grabación de una llamada telefónica que fue interceptada, en la que Sandra Mulleth habla con su compañero sentimental. Pese a no decirlo puntualmente, poniéndola en contexto, en la que conversación se entendería que la madre de la menor podría saber dónde está esta. Si eso es verdadero o falso quedará develado en el juicio.

Desde que capturaron a la madre y a la tía de Karen Dayana, las autoridades investigan una hipótesis que deja ver que la menor habría sido vendida a un ganadero que vive en una finca, en la Depresión Momposina.                                                                                                                                                  

Algunos especulan que la supuesta venta se habría pactado por $12 millones. Aunque hay quienes temen que la pequeña haya sido asesinada, se tienen indicios de que no es así. “Si la niña estuviera muerta, a la mamá o la tía se les viera preocupadas porque seguramente tendrían cargo de conciencia. Pero no, ellas siempre han estado serenas, muy calmadas”, explicó una fuente.

viaradio

x

cuartavia play store

Festiweb