En Santa Rita, barrio de Magangué, expendedores de drogas dicen que no van más

Por La Opinión

Los jíbaros que tenían sus caletas en el barrio Santa Rita abajo, más exactamente en la carrera 27 con calle 12, decidieron ponerle fin a esta actividad en aras de brindarle seguridad y tranquilidad al sector.

Ante esto habitantes de Santa Rita sellaron un lote que era utilizado para la vente y consumo de estupefacientes.

Un habitante del lugar, quien pidió no ser identificado, aseguró que los expendedores de drogas convocaron a una reunión hoy 30 de marzo en horas de la noche donde le manifestaron a los habitantes del sector la decisión que tomaron.

Santiago Larios Arévalo, presidente de la Junta de Acción Comunal de ese barrio, aseguró que esta medida la toma la comunidad con beneplácito ya que lo más seguro es que los actos delictivos disminuyan en este barrio.

Explicó que la comunidad está agradecida con esta medida tomada por los jíbaros y que los mismos expendedores de drogas se dieron cuenta de que los niños y jóvenes son los más perjudicados con esta medida.

Los habitantes anunciaron que el lunes se reunirán con la Policía para acordar, entre otras cosas, un patrullaje más seguido en el sector de tal manera que este espacio no sea ocupado por otros vendedores.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb