Alcalde de Magangué ‘no hay con que responder una creciente del Magdalena o afluentes’

El alcalde de Magangué, Pedro Alí Alí, hizo un llamado de alerta a todos los organismos del Estado debido al acelerado crecimiento de los ríos que bañan el territorio municipal, como es sabido, además del incremento de los niveles del río Magdalena, también están creciendo los ríos Cauca y San Jorge, situación que también preocupa al mandatario, dado que ambos afleunets vierten sus aguas al Magdalena en territorio de este puerto ribereño.

Alí Alí aseveró además, que los jarillones que protegen a los corregimientos del municipio están muy deteriorados y la administración no tiene los recursos suficientes para arreglarlos, “contamos con 700 millones de pesos para intervenir algunos tramos, pero la inversión que necesitamos para enfrentar esta fuerte ola invernal, supera los 20 mil millones, solo para la protección de los corregimientos, más grave aún es, que en caso de una incursión del río Cauca por uno de estos rompederos, no solo afectaría a Magangué sino también a toda la región de La Mojana y de esta manera se afectarían más de 40 mil habitantes y correrían el riesgo de perderse más de 50 mil hectáreas de distintos cultivos en cuestión de horas, el año anterior logramos cubrir varios de estos daños y superamos el invierno, pero al llegar el verano la erosión ataca nuevos puntos y continúan los riesgos”, acotó el funcionario.

En cuanto a la cabecera municipal existe un peligro inminente en el barrio Girardot, donde como consecuencia de la erosión, un amplio sector de la zona urbana está corriendo el riesgo de ser arrasado por las aguas del caudal, por otro lado en otros sectores existe un poco de tranquilidad, ya que a las motobombas que evacuan las aguas, se les hizo una importante inversión el año anterior y funcionan perfectamente, aunque son equipos con más de 40 años de antigüedad y corren el riesgo de dañarse en cualquier momento, por lo que debe existir un monitoreo permanente y que son equipos que funcionan 48 horas seguidas cuando se presenta un fuerte aguacero.

Un punto bastante delicado que afecta el buen funcionamiento de estos equipos, es el hecho de que los recursos de saneamiento básico están en la gobernación de Bolívar, porque Magangué está descertificada producto de un mal manejo de la información con la Superservicios durante el año 2015, en el gobierno anterior, y no se puede pagar ni la luz de las motobombas, ni los salarios de sus administradores, y más de 20 barrios quedan totalmente debajo del agua con cualquier lluvia, aunque ya se hacen las gestiones para recuperar esos recursos, “por tal motivo hoy queremos hacer un llamado a todas las autoridades locales y nacionales a que nos tiendan la mano antes de entrar a lamentar hechos como los que están ocurriendo actualmente en el país”, un ejemplo claro es la situación que vive hoy el corregimiento de Santa Pabla, que muy a pesar de que el invierno no ha recrudecido, están en peligro inminente de inundarse dado el grave estado en que se encuentra el jarillón de protección de dicha población”, concluyó sus declaraciones el primer mandatario de los magangueleños, visiblemente preocupado.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb