Martes 23 Mayo 2017

Gerente de la ESE de Magangué denuncia amenazas de muerte, abandona la ciudad

El gerente de la ESE Río Grande de la Magdalena, Wilder Lagares Gulloso decidió abandonar la ciudad por un tiempo aún no determinado, por presuntas amenazas de muerte.

En horas del mediodía de ayer miércoles se realizó un consejo de seguridad en la sede de la alcaldía de Magangué para tratar el tema.

La primera amenaza fue recibida en días pasados a través de su hermano Miguel, quien fue interceptado a la altura del barrio Belisario, por dos sujetos que se desplazaban en una moto, quienes luego de obligarlo a orillarse en la vía, le mandaron a decir a su hermano Wilder, ‘que se cuidara, porque si no se va a morir’.

Aunque el funcionario interpuso denuncia en la Fiscalía contra personas no determinadas, Laares Gulloso habría señalado que los hechos tendrían relación con denuncias que presentó en una sesión del Concejo el pasado 22 de febrero ante el personero, por haber señalado una posible inhabilidad del concejal Selmen Arana, lo que posteriormente generó denuncias ante los tribunales administrativos por pérdida de investidura y una queja disciplinaria que le interpusieron en la Procuraduría General de la Nación, dijo el funcionario.

Todo esto ha llevado a reacciones y las únicas que entiendo, son los derechos de petición que ha presentado que son medidas de control de la administración pública, que son las únicas que podemos aceptar y las estamos respondiendo, pero cuando se involucra nuestra seguridad, nuestra vida, toca ir a la Fiscalía y todas las instituciones para salvaguardar mi vida y la de mi familia”, expresó Lagares Gulloso.

Otra amenaza

Según medios locales otra amenaza se presentó el día de ayer, cuando el comerciante de combustibles, Yamil Sayeg, lo increpó en la puerta de su oficina en la ESE Río Grande de la Magdalena, a cobrarle unos dineros que el funcionario considera que no se le debe, y hasta le ofreció matarlo si no le pagaban esa deuda, de este tema, Lagares aseguró que desde el mes de septiembre, asumió el control del suministro de combustible y las cuentas bajaron de 28 millones mensuales a 9 millones, por lo que se deduce que Sayeg en compañía de algún funcionario de adentro de la entidad se estaba hurtando un dinero mensual gracias al suministro de combustible, estas obligaciones las ha venido cumpliendo a tiempo el funcionario, por lo que le extraña que ayer Sayeg fuera en ese plan a su oficina, cabe anotar que antes de encontrarse con el gerente, había insultado y agredido verbalmente a su asistente que es una mujer, concluyó sus declaraciones el gerente de la ESE.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb