Jueves 25 Mayo 2017

Fin de año en Magangué: entre tradiciones y agüeros

Las costumbres para fin de año son variadas, muchas personas en el país suelen aferrarse a las supersticiones, a las tradiciones y a los agüeros. Los magangueleños no son la excepción.

En este municipio, además de ver gente comiendo 12 uvas para cumplir deseos, dándole la vuelta a la manzana con una maleta para viajar el próximo año o bañándose en champaña para atraer el dinero, existen costumbres propias en cada uno de los barrios y corregimientos que en su mayoría tienen que ver con gastronomía.

En Samarkanda, la gente acostumbra reunirse con toda la familia y hacer un sancocho o carnero para la cena. Después de 12 tienden a embriagarse hasta el amanecer.

Los habitantes de San Mateo BCH sacan sillas a las calles, se reúnen con sus seres queridos y vecinos y en una mesa ponen comida para ir picando mientras llega la medianoche.

Mientras que en el Barrio Sur, los moradores más adultos tienden a celebrar con sus allegados, mientras que los jóvenes salen de rumba. También comen sancocho de gallina e incluso bailan toda la noche, a las 12 queman el año viejo y se hace un brindis augurando fortuna para todos en el año que llega.

En los corregimientos

El 31 en la mañana, los habitantes de los corregimientos ribereños van al río Magdalena y se bañan con jabón rey o ruda, como agüero para atraer la buena suerte; los que no pueden ir, se bañan en su casa con sal marina para sacar de su cuerpo las malas energías.

Y para los que no hacen fiestas

Aquellas personas que por convicción no hacen fiestas o están encaminadas en el estilo de vida cristiano, suelen pasar esta fecha en sus casas, incluso en las iglesias, orando de rodillas para que el nuevo año sea próspero y abunden las bendiciones.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb