Domingo 24 Septiembre 2017

Capturan pareja de venezolanos en Santa Marta por descuartizar a dos niños

Una pareja de origen venezolano fue capturada por la Policía Metropolitana de Santa Marta sindicada del descuartizamiento de dos hermanos de 14 y 11 años, en hechos registrados en Venezuela.

Se trata de Francisco Javier Morales Fernández, de 40 años y Mariela Suárez González, de 32, quienes fueron capturados en un sector del barrio San Jorge.

El 14 de agosto de 2016, fueron hallados los cuerpos descuartizados de dos menores de edad en una zona enmontada en el sector Las Invasión de la urbanización Nueva Venezuela, municipio Lagunillas del estado Zulia.

El hecho se registró luego de que el par de hermanitos fueran acusados por unas personas por aparentemente robar dos ovejas de una parcela en Lagunillas

Tras labores de investigaciones del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), se pudo determinar la participación de seis personas en este asesinato, entre ellos, un joven, de 19 años, identificado como Edward Josué Ramírez Nava, quien fue capturado en tiempo récord por los uniformados venezolanos.

Este último ayudó en la huida de los otros cinco sujetos, autores materiales del hecho, en su Chevrolet, modelo apache, color azul, placas: A18BW8S, según resalta la minuta policial.

Por el crimen se encuentran evadidos de la justicia Humberto José Puche Núñez, apodado ‘El Flaco’, de 32 años, una adolescente de 14 años, José Abel Ramírez Piña, apodado ‘El Carlitos’, 26.

Esta pareja se encuentran en las instalaciones de la Sijin para la verificación y plena identificación y posteriormente dejarlos a disposición de Migración Colombia para ser puestos a disposición de las autoridades venezolanas.

Los hechos

Los hermanitos Cleiber Leonardo (11) y Heibert José (14) Arévalo Marín desaparecieron cuando salieron a comprar un paquete de harina. Unas 12 horas después encontraron sus cadáveres descuartizados en una zona enmotada de la invasión Gran Simón de Ciudad Ojeda, municipio Lagunillas.

Desde entonces del doble crimen era acusado Humberto José Puche, alias ‘el Flaco’, y cuatro de sus parientes.

Según los testigos, los hermanos caminaban por la barriada. Primero agarraron a Heibert. Su acompañante al ver al ‘Flaco’ con un machete en la mano se escondió. Mariela González Suárez, mujer de Puche, lo siguió, lo sacó a la fuerza y se lo llevó. Desde ese momento no volvieron a verlos.

Una vecina corrió a la casa de Belkis Marín, madre de los muchachos. Le contó lo poco que vio y se organizaron para la búsqueda. Caminaron hasta la casa del sospechoso, pero la casa estaba vacía.

El ama de casa no paró la búsqueda de sus dos hijos.

Ocho horas más tarde, un conocido llegó con la noticia a la casa de los Marín. Los restos de los hermanos estaban entre el matorral. Los habían descuartizado y los escondieron a pocos metros de su vivienda.

Después de hallar los cadáveres de los menores la Policía llegó al lugar, recolectaron las evidencias y allanaron la casa de los sospechosos. No encontraron a ninguno, pero las evidencias los condujeron hasta la residencia de Édward José Ramírez Nava, de 19 años, quien prestó su Apache, azul, placa A18BW8S, para que los homicidas huyeran.

Las investigaciones determinaron que en el horrendo crimen de los hermanos Arévalo Marín estaban implicados ‘el Flaco’, su mujer, su suegra, Francisco Javier Morales Fernández, José Abel Ramírez Piña y una adolescente, de 14 años.

Diario La Libertad

viaradio

x

cuartavia play store

Festiweb