Viernes 26 Mayo 2017

¿Cómo fue posible? La historia de un hombre que sobrevivió sin comida por 382 días

Muy Interesante

La mayoría de las personas pueden sobrevivir sin alimentos por lo menos unas semanas, tal vez un poco más. Sin embargo, eventualmente la inanición mata.

Sin embargo, los límites de cuánto tiempo puedes estar sin comer son complicados; sin agua es poco probable que alguien dure una semana, pero la cantidad de tiempo que el hambre mata puede variar drásticamente. Tomemos la historia de Angus Barbieri - que durante 382 días, a la edad de 27 años de edad, el escocés no comió nada.

Hay poca documentación sobre el ayuno de Barbieri: hay algunas historias de periódicos antiguos que narran su calvario y de manera más convincente, hay un informe que describe la experiencia que sus médicos publicaron en el Postgraduate Medical Journal en 1973.

Según ese informe, Barbieri había entrado al Departamento de Medicina de la Universidad en la Royal Infirmary de Dundee, Escocia, buscando de ayuda.

Él era "groseramente obeso" en ese entonces, pesaba 207 kilogramos. Los doctores lo pusieron en un corto ayuno, pensando que le ayudaría a perder algo de peso, aunque no esperaban que lo mantuviera. Así fue como los días sin comida se convirtieron en semanas.

Absurdo y arriesgado los ayunos fueron de más de 40 días y muy peligrosos – el se obsesionó con querer alcanzar su "peso ideal", que era de 82 kg. Así que siguió adelante.

La sorpresa para los médicos, fue cómo vivió su vida diaria ayunando, llegando normal al hospital para realizarse exámenes frecuentes y pernoctaciones.

Las pruebas regulares de azúcar en la sangre hicieron que los médicos se dieran cuenta que realmente no estaba comiendo nada, y así las semanas se convirtieron en meses.

Barbieri tomó vitaminas en varias ocasiones durante el ayuno, incluyendo suplementos de potasio y sodio.

Se le permitió beber café, té y agua con gas, todos los cuales son naturalmente libre de calorías. Dijo que ocasionalmente le ponía un poco de azúcar o leche al té, especialmente en sus últimas semanas de ayuno.

Cinco años más tarde, todavía conservaba casi todo el peso que había perdido, con un peso llegando a 89 kg.

Los límites del cuerpo humano

El ayuno del escocés es quizás el ejemplo más extremo de una dieta de hambre jamás registrada.

Al menos una persona se ha ido incluso más tiempo sin comida que Barbieri; Un hombre llamado Dennis Galer Goodwin duró 385 días en una huelga de hambre para afirmar su inocencia de un cargo de violación antes de ser alimentado a través de un tubo.

Por razones médicas, varios otros han superado la marca de 200 días de ayuno, aunque ha habido al menos una muerte durante el período de re-alimentación para uno de esos pacientes.

En cierto sentido, estas historias muestran la extraordinaria habilidad del cuerpo para sobrevivir de sus propias tiendas de grasa, siempre y cuando esas tiendas sean lo suficientemente excesivas.

Sin embargo, no se equivoquen, estos tipos de dietas extremas pueden ser mortales.

Después de un cierto período de tiempo el cuerpo se quema a través de la grasa y el músculo, causando con el tiempo cambios físicos que aumentan drásticamente la posibilidad de un ataque al corazón fatal.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb