Domingo 23 Julio 2017

Los insecticidas más comunes aceleran madurez sexual de forma precoz en los niños

Un estudio alerta que los productos con piretroides alteran las hormonas masculinas y pueden causar enfermedades

Si tiene niños en casa, tenga mucho cuidado con los insecticidas; y en especial con los que contienen piretroides (presentes en muchos productos contra los piojos). Según un estudio presentado el sábado 1 de abril en la reunión anual de la Sociedad Endocrina , que se celebra en Orlando (Estados Unidos), la exposición ambiental a insecticidas de uso común en el hogar, el jardín y los cultivos puede hacer que los niños alcancen la madurez sexual de forma precoz.

El estudio ha sido liderado por Jing Liu, profesor asociado en la Universidad de Zhejiang, en Hangzhou, China y se ha centrado en los efectos de los piretroides, compuestos sintéticos presentes en aproximadamente el 30% de los insecticidas de uso común en todo el mundo.

Los piretroides se utilizan en interiores y al aire libre para matar mosquitos, moscas, piojos y otros insectos. Los seres humanos probablemente reciben la mayor parte de su exposición a los piretroides por su acumulación en los alimentos y la presencia de estas substancias en el aire.

Diversos estudios anteriores han indicado que los piretroides tienen efectos negativos sobre el sistema endrocino humano, alterando la presencia de algunas hormonas. El grado de exposición de las personas a este tipo de substancias queda reflejado en la presencia en su orina del metabolito llamado ácido 3-fenoxibenzoico (3-PBA).

Los autores del estudio que se presentó el sábado estudiaron 463 niños de entre 9 y 16 años de edad. Uno de los resultados anunciados de forma preliminar (todavía no han sido publicados oficialmente a través de revistas científicas) indica que los niños con niveles más elevados de 3-PBA (es decir, más expuestos a los piretroides) tenían niveles más altos de dos de las hormonas (LH y FSH) que estimulan la producción de testosterona en los hombres.

El profesor Jing Liu indicó en la reunión celebrada en Orlando que los niveles elevados de 3-PBA se asocian a una mayor probabilidad de que el desarrollo genital de los niños se avance respecto a la edad media habitual en estos procesos de desarrollo sexual. Además de alterar la aparición natural de la pubertad en niños, Jing Liu recuerda que diversos estudios indican que este tipo de alteraciones también se asocia con un mayor riesgo de enfermedades en adultos, incluido el cáncer de testículos.

Para poner a prueba los efectos de estos productos, los autores hicieron experimentos con animales de laboratorio expuestos a dosis equiparables a las habituales en los jóvenes estudiados. Después de exponer a ratones machos a cipermetrina, uno de los insecticidas piretroides más ampliamente utilizados, los expertos observaron un inicio acelerado de la pubertad en estos animales.

El profesor Liu considera que sus estudios se demuestra que la cipermetrina tenía un efecto directo al inducir la formación de testosterona e interferir con los procesos intracelulares que son críticos para el desarrollo sexual masculino.

Dado el creciente uso de insecticidas piretroides, debemos evaluar prudentemente estos productos químicos por sus riesgos para la salud de los niños”

lavanguardia.com

viaradio

x

cuartavia play store

Festiweb