Lunes 11 Diciembre 2017

Conozca detalles acerca del atroz crimen que conmociona a Colombia

En medio de la indignación y una complicada situación de orden público, el presunto responsable de la muerte de la menor de siete años, abandonó la Clínica Navarra.

La Procuraduría General de la Nación constituyó una agencia especial con una comisión de procuradores judiciales penales para intervenir en el proceso que la Fiscalía adelanta contra Rafael Uribe Noguera, por los delitos de feminicidio, secuestro, tortura y acceso carnal violento de 14 años, que presuntamente ejerció contra la menor de siete años Yuliana Samboni.

La procuradora General, Martha Castañeda, impartió las directrices para constituir la comisión de procuradores que deberá asistir de manera permanente en los trámites de las etapas procesales correspondientes y deberá rendir el informe periódico sobre el estado de las actuaciones y de las intervenciones.

Castañeda además expresó "solidaridad con la familia de la víctima y garantiza que por este organismo de control se ejercerán las funciones constitucionales y legales para que se imparta efectiva justicia y se aclaren los hechos".

Rafael Uribe, tuvo que salir custodiado por el Esmad en el juzgado de Paloquemao, lugar en el que avanzó la audiencia en su contra.

Además agentes del CTI y la Fiscalía creen que Rafael Uribe, no estuvo solo en la escena del crimen.

Según habrían podido investigar las autoridades, el arquitecto recibió la visita de sus hermanos pasadas las cuatro de la tarde del 4 de diciembre. Momento en el que ya se habría producido el asesinato de la pequeña Yuliana.

De acuerdo al fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez. la escena del crímen habría sido manipulada para eliminar evidencias. Razón por la que se cree que los responsables podrían haber sido sus hermanos.

"La escena del crimen fue manipulada, y he instruido a los fiscales para que judicialicen a los terceros que están intentando obstruir”, declaró Néstor Humberto Martínez.

La Fiscalía también aseguró en la audiencia que Uribe Noguera habría cometido el crimen consciente, con sus cinco sentidos. Al percatarse del hecho, el hombre consumiría una cantidad importante de alcohol y alguna sustancia derivada de la cocaína para intentar intoxicarse y así evadir la justicia. Esa habría sido la razón por la que intentó ingresar primero a la Clínica Monserrat, especializada en el tratamiento de enfermedades mentales, antes de ser trasladado a la Clínica Vascular Navarra en la que fue atendido todo el lunes por una “crisis” que le produjo la mezcla de droga con licor.

La investigación por el atroz homicidio también involucra a Francisco y Catalina Uribe Noguera, hermanos del hombre señalado, quienes habrían alterado los hechos del crimen en, al menos, dos ocasiones.

La primera, que se dio a conocer en la audiencia contra el señalado, es la versión inicial que dio uno de los hermanos Uribe a las autoridades, en la que afirmaba que Yuliana Andrea había sufrido un accidente y su hermano la había llevado muerta al apartamento de Chapinero en el que fue hallado el cadáver. La segunda, ya conocida, es la alteración que se hizo de la escena, al parecer por parte de los hermanos Uribe Noguera, quienes durante unas cinco horas habrían movido y hasta bañado en una sustancia aceitosa el cuerpo de la menor.

No se descarta que con el paso de los días se conozcan otras víctimas de Rafael Uribe. “De acuerdo con su perfil, es probable que, en los próximos días surjan declaraciones de compañeros y amigos que lo describan como una persona buena y educada, contrario a sus parejas sentimentales o personas más cercanas, que deben conocerlo como una persona descontrolada, propenso al consumo de drogas y al maltrato”, anotó Esteban Cruz, investigador de la Universidad del Rosario

Uribe Noguera es bachiller en el Gimnasio Moderno de Bogotá y arquitecto de la Pontificia Universidad Javeriana.

“Al parecer trabaja en la empresa Lascaux construcciones SAS, que sería de propiedad de la familia. Además, su hermano es Francisco Uribe Noguera, socio del bufete de abogados Brigard y Urrutia, uno de los más reconocidos de Colombia”, añaden.

Yuliana fue raptada en una camioneta gris de placas DBO960 en el barrio donde reside su familia, vehículo que aparece a nombre de Laura Arboleda Wattemberg, su cuñada.

El hallazgo del cuerpo de la niña se produjo el domingo 4 de diciembre en el edificio Equus66 del barrio Chapinero Alto en Bogotá. Las autoridades manifestaron que aparentemente tenía signos de abuso y tortura.

​Hasta el apartamento donde fue encontrado el cuerpo de Yuliana llegó Francisco, hermano de Uribe Noguera, a quien condujo al centro asistencial Navarra por un estado de crisis”, tal como lo manifestó el comandante de la Policía de Bogotá, general Hoover Penilla.

viaradio

x

cuartavia play store