El porqué de la protesta de los indígenas Zenúes y la retención a dos policías en Chinú

En pie de lucha y firmes con la protesta sobre la vía que de Sincelejo conduce a Montería dicen que permanecerán más de mil indígenas zenúes, quienes desde este lunes bloquean el paso vehicular, exigiendo presencia del Ministro de Salud.

Hasta que el Ministro de salud llegue y se siente hablar con ellos decidirán si levantan o no la Minga. Ellos insisten en que quieren continuar en Manexka (su EPS) porque de lo contrario varios pacientes deberían empezar sus procedimientos nuevamente. Ese es el reclamo de los indígenas.

Los Zenúes mantienen con amenazas de cierre también la vía Lorica – Montería y Ciénaga de Oro – Cereté.

Precisamente desde lunes 3 de abril la llamada minga indígena mantuvo cerrada por varias horas estas importantes vías de Córdoba, manteniendo al departamento sitiado sin ninguna reacción de la primera autoridad, el Gobernador de Córdoba.

Sin embargo, la Policía de Córdoba ha hecho frente a la protesta que ha desencadenado hechos de vandalismo y daño a bien ajeno, los protestantes tiran ‘tachuelas’ a la carretera, varias mulas han resultado pinchadas poniendo en grave riesgo la vida de los transeúntes.

Cientos de viajeros han tenido que esperar hasta cinco horas en los cierres viales originados por los Indigenas Zenues en las principales carreteras que comunican al departamento con el resto de la costa, y el caribe con el interior del país.

Retención de los policías

Durante la tarde de este martes dos policías fueron retenidos por los indígenas que llevan dos días bloqueando la carretera Chinú - Sampués y al parecer recibieron lesiones con armas contundentes.

Se trata de los patrulleros César Fernández Causil y José González Nuñez, quienes quedaron en medio de la turba y fueron llevados por los manifestantes a un lugar que por el momento se desconoce.

La Policía reportó que los dos agentes no hacían parte del grupo de uniformados que trata de replegar a los aborígenes del Resguardo Zenú, sino que se movilizaban de civil por esa zona, de descanso, para dirigirse a sus casas.

“Hacemos responsables a los líderes de estos actos vandálicos, de la integridad física y salud de nuestros uniformados que fueron víctimas de secuestro, exigimos su liberación de manera inmediata”, sostiene la Policía de Córdoba que se conoció hace poco.

Advierte la institución que los culpables de estos actos “deberán responder ante las autoridades judiciales competentes por los delitos en que están incurriendo”.

La protesta indígena, que lleva dos días y que además también ha bloqueado la carretera San Andrés de Sotavento – Lorica, se deriva de la orden de la Superintendencia de Salud, la semana anterior, de liquidar la EPS Manexka, a la cual están afiliados cerca de 2.200 usuarios del resguardo Zenú de Córdoba y Sucre.

Los manifestantes han atacado vehículos particulares y pincharon las llantas de varias tractomulas para generar bloqueo en la carretera Chinú – Sampués, que comunica con el resto de la costa y con el interior del país.

elheraldo.co

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb