Martes 25 Abril 2017

2017, el año que podría significar el punto de quiebre en la historia de Magangué

Que no se nos olvide que la ciudad de Magangué está en una etapa contrarreloj, en dos años debería haber concretado acciones claras para decir que es una Ciudad Emblemática con pilotes que soporten lo que se puede visionar ya, una Ciudad Sostenible y Competitiva.

Por ahora esa atapa se corre en escritorios, sobre todo en el de los contratistas de Findeter y allegados, planificando el ordenamiento territorial del municipio y mirando cómo se direcciona el empuje que necesita este municipio, aún con la visión enredada.

Más allá del diagnóstico técnico y de las acciones administrativas que se espera empiecen a concretarse, existe también el componente social y cultural que debería trabajarse a la par.

No solo es construir cemento, o plantear el ordenamiento sino también la construcción de una ciudadanía, que hoy en su mayoría está de espalda a ese futuro que se ha venido pregonando desde otras latitudes menos las locales..

Ese es el trabajo que se debe visibilizar en este año 2017, pero ¿cómo hacemos para cohesionar una sociedad en diáspora?, sobre todo como hacemos para que en dos años tengamos una visión como comunidad lista para afrontar los retos de la nueva dinámica económica que aportara la apertura del puente a Mompox, o la presentación al mundo de ser una de las sedes de los juegos nacionales 2019.

El próximo año es clave en trabajar esos aspectos de cohesión y de identidad ciudadana que nos permita entender el proceso de desarrollo que se plantea alternativamente, es la visión de la ciudadanía que debe trabajarse transversalmente en muchos conceptos, una visión que hoy la tenemos difusa representada en el caos que se habita.

La propuesta es para que la administración municipal empiece y aborde un proyecto de construcción ciudadana a partir de dibujar la cultura y la convivencia ciudadana que se reclama, pero no con mimos y papelitos, sino con lograr interiorizar un modelo de ciudadanía a partir de la visión publica de desarrollo social, donde el primer comprometido sea la institucionalidad y todas las fuerzas vivas del municipio.

Se requiere seriedad y definición en la construcción de una marca de ciudad, para que se empiece a desplegar acciones concretas de cambio y de ejemplo a los ciudadanos, necesitamos materializar el sueño de la ciudad que realmente queremos y que se construye con los grandes proyectos de inversión, creemos no estar equivocados cuando decimos que este camino no se ha comenzado, ni se discute en los escritorios.

Es vital para armonizar el desarrollo al que le estamos apuntando, el ciudadano debería ser el eje central de este proceso; 2017 no puede pasar desapercibido, de ser así estaríamos perdiendo la contrarreloj que nos puso soñar a todos, pero que podría no significar gran cosa para nuestro futuro si nosotros mismos no cambiamos de mentalidad y actitud.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb