Viernes 21 Julio 2017

Por José Javier Roenes. $ 20 mil millones ha manejado Magangué en regalías, ¿y?

Desde el año 2012 y las asignaciones bianuales de 2013 - 2014 y 2015 - 2016 el sistema general de regalías SRG ha entregado un manejo al municipio de aproximadamente 20 mil millones de pesos, frente a eso la pregunta tanto para la administración municipal como para la misma veeduría que ejerce el Departamento Nacional de Planeación DNP, ¿dónde está este gran impacto transformador del municipio?.

Quizás otros más osados podrían preguntar ¿pa’ donde cogió esos recursos? porque poco se ven invertidos en esa cantidad.

Según la teoría todos los recursos del SGR financiarán proyectos de inversión presentados por la entidades territoriales a los Órganos Colegiados de Administración y Decisión - OCAD, quienes serán los encargados de definirlos, evaluarlos, viabilizarlos, priorizarlos, aprobarlos y designar el ejecutor de los mismos.

También en teoría para el ciudadano de a pie y por orden Constitucional, se creó el Sistema de Monitoreo, Seguimiento, Control y Evaluación - SMSCE, que será administrado por el DNP y se desarrollará de manera selectiva y con énfasis en acciones preventivas. La interventoría que se realice a los proyectos financiados con estos recursos, se ajustará a lo dispuesto por el Estatuto Anticorrupción. Vaya que sí… suena bonito.

En la web del DNP, se lee que considera fundamental la promoción del control social a estos recursos, y se define que el Control Social es el deber y el derecho de los ciudadanos de vigilar la gestión pública.

Una de esas herramientas contempladas para ejercer el control social son las Auditorias Visibles: un escenario donde representantes de la entidad territorial, el contratista, el interventor técnico, los órganos de control, la dirección de regalías y la comunidad, y otros actores involucrados en la ejecución de los proyectos, se reúnen y despejan dudas, explican la ejecución y se verifica el cumplimiento, otro de los esceneraios que se lee muy bien pero que en la práctica no se da.

Así ocurrió con estos recursos en Magangué, nula participación ciudadana, nula promoción de la ejecución de estos recursos, proyectos sin ningún tipo de seguimiento y  verificación, pero si funcionarios que estuvieron y que están por encima de la ley y de cualquier autoridad.

Este sistema de control demostró su total ineficiencia, los casos de corrupción con estos recursos se repiten por todo el ancho del territorio nacional. Pero lo peor es que también por igual se aprecia la negligencia de las “IAS” para exponer a quienes generan el detrimento público, es decir el cartel de la regalías, a pesar de que se ha anunciado mayor vigilancia la corrupción sobre los recursos de las regalías se mantiene.

viaradio

x

cuartavia play store

Festiweb