Domingo 28 Mayo 2017

Preescolar en Magangué fue pintado por donación, y después adultos rayaron las paredes

A comienzos de año el grupo de profesoras del colegio preescolar Luis Campo Solá del barrio Miraflores en Magangué, sede del Liceo Joaquín F. Vélez, se dieron a la tarea de encontrar un patrocinador que les regalaran la pintura necesaria para recibir a los niños en esa institución educativa.

El propietario del almacén Mundo Pintura Franklin García Herrera accedió por el grato recuerdo que tiene del plantel educativo donde sus hijos recibieron educación.

Pero la alegría recibida por el cuerpo docente, niños y padres de familia que ayudaron a pintar el colegio se opacó al ver que un día después de empezar a funcionar en horas de la noche, al parecer educación para adultos, encontraron rayones en las paredes, comportamiento peor que los niños de prescolar que dichosos veían que su colegio estaba pintado.

Pero no solo fue los rayones en las paredes, al parecer y según cuentan profesoras y padres familia, encontraron materiales didácticos dañados, suciedad en los salones y el mal uso de la infraestructura.

Según padres es deplorable que se haya dado esta situación, máxime que desconocían que en horas de la noche la institución iba a ser utilizada para dar clases a adultos; como también expresaron que para esta institución educativa conseguir las cosas es muy difícil, en materia de mejoramiento de infraestructura, aseo y seguridad, hasta el punto que se ha tenido que recurrir a actividades internas, como única ayuda, para conseguir fondos y poder mantener en buenas condiciones el colegio.

En esta sede hay alrededor de 60 niños, en el historial de personas que han estado en sus salones recibiendo clases o sus hijos hoy se destacan trabajadores, comerciantes, universitarios y profesionales, que dan crédito de la buena labor educativa que se ha logrado en este plantel.

viaradio

Vía TV

x

cuartavia play store

Festiweb