Sábado 19 Agosto 2017

 Hoy 19 de enero se cumplieron 22 años de aquel accidente de tránsito en el que murió la cantante cartagenera, Patricia Teherán.

Teherán había conquistado al mundo del vallenato con éxitos como 'Tarde lo conocí', 'Me dejaste sin nada', 'Todo daría por ti' y 'Embriagada de ilusiones' y era conocida como la 'Diosa del vallenato'.

Ese 19 de enero su voz se apagó, pero sus seguidores aún la recuerdan. En especial Guillermo "Billy" Pertuz, quien fue su jefe de prensa y animador en tarima.

Guillermo fue uno de los sobrevivientes de aquel accidente y 22 años después recordó con un escrito que compartió  como fueron los últimos momentos de la artista.

"ALGUNAS VIVENCIAS Y CONFESIONES DE UN SOBREVIVIENTE*.

"Este 19 de Enero de 2017 se cumplen 22 años de aquel fatídico accidente en donde pereció la Gran promesa del vallenato femenino, Patricia Teherán. Parece que fue ayer; su hermosa voz se sigue escuchando en cada rincón de nuestro ser. No se ha apagado, aún sigue viva.

20 años después se siguen tejiendo miles de cosas alrededor del accidente: "Que fue brujería", "que rezaron el carro para que se accidentara", "que Víctor Sierra fue el culpable", afirmaciones salidas de todo entendimiento normal.

Patricia pasaba por su mejor momento musical, hasta se atrevieron a compararla con el inolvidable Diomedes Díaz, quien para la época era el más solicitado musicalmente. Patri se atrevió a romper el machismo de las agrupaciones vallenatas y de qué manera, eso le dio la posibilidad de ser contratada musicalmente para cuanto evento de ciudad, de pueblo, de veredas y hasta de caseríos se llevara a cabo. La agenda se encontraba literalmente llena. 

Pero, coincidencialmente, alrededor de su excelente momento musical se cernía una nube gris que no la dejaba disfrutar de ese hermoso paisaje. A la vida sentimental de Patri llega Víctor Sierra (fallecido en el accidente). Su vida y estado anímico no eran el más satisfactorio, una madre soltera, que apenas amamantaba y criaba a su hijo Yuri Alexander, quien en muchas ocasiones nos acompañaba en los conciertos.

Mi trabajo en la agrupación no se limitó al simple hecho de ser su jefe de prensa y animador en tarima, fue más allá. La relación sentimental entre Patricia y Víctor empezaba a deteriorarse y eso me convirtió prácticamente en un consejero sentimental. Necesitaban desahogarse y buscar la manera de retomar el camino de la felicidad.

En la relación amorosa vivía una sombra al acecho, Rodrigo Castillo, (Hoy fallecido) Padre de Yuri Alexánder. Esa sombra pasaba algunas veces a personificarse.

Rodrigo Castillo se creía con algunos derechos sobre Patricia. Eso molestaba a Víctor y, por supuesto, a Patri. Si por mera casualidad del destino la presentación de la agrupación coincidía con el área cercana a Rodrigo, este se presentaba al evento acompañado, entre otras cosas, de un grupo de escoltas, sin importarle lo que sintieran Patri y Víctor.

Una de las visitas más relevantes la hizo Rodrigo al bus que transportaba a la agrupación después de una presentación. Castillo pretendió bajar a Patri del bus para llevarla con él, de un momento a otro Víctor Sierra se incorporó de su silla y lo enfrentó, muy a pesar de los escoltas armados. "Si te llevas a Patricia tendrás que matarme primero", gritó Víctor. No se entiende aún como ni por qué Rodrigo Castillo descendió del bus y partió raudamente sin pronunciar palabra alguna. La constante fue la misma durante mucho tiempo, esto seguía minando la relación.

La gota que rebozó el vaso fue la presentación en la ciudad de Sincelejo en el año 1995. la agrupación fue contratada para amenizar las fiestas de corraleja, cercana al área de Rodrigo Castillo. Se corrió el rumor que Castillo llegaría a la "Caseta", esto por supuesto cambió el ánimo de Patricia, Víctor y el resto de la agrupación. Se tomaron todas las medidas del caso, pero afortunadamente ese día Rodrigo no apareció en el evento.

Aunque Rodrigo no hizo presencia, la situación empeoró. Víctor segado por el dolor, culpaba a Patri; por supuesto ella no lo aceptaba, era víctima de la situación y nada podía hacer. Rodrigo era un hombre de poder al cual Patricia no podía enfrentar:

En la siguiente presentación, en Plato Magdalena, Patricia necesitaba desahogarse, me aborda y entre sollozos comenta: "Billy no puedo más, Víctor no me entiende, yo no tengo la culpa de nada, no sé qué hacer, lo mejor es acabar ésta relación". Después de consolarla nació el compromiso de hablar con Víctor para estudiar la situación.

De vuelta a Cartagena, el día 18 de enero por la noche, invité a Víctor Sierra para tomarnos unos tragos en el sector de Bocagrande. Al llegar a uno de los tantos sitios nos encontramos con la grata sorpresa que los Hermanos Vega, Manuel y Ricardo animaban el sitio. Allí departimos con ellos amenamente y de paso se logró que Víctor asimilara la situación por la que atravesaba su relación con Patri. Por fortuna entendió que unidos podían sacar adelante lo que venían construyendo.

A la mañana siguiente, 19 de enero de 1995, Patricia estaba ansiosa, deseaba conocer que había pasado la noche anterior con Víctor. Le expliqué pormenorizadamente lo conversado, la decisión de Víctor en favor de la relación y lo que podrían lograr juntos a pesar de todas las dificultades. Patri me regaló un abrazo efusivo y de agradecimiento, el cual todavía siento.

Preparábamos el viaje a la Ciudad de Barranquilla, era época de pre carnaval y la agrupación fue solicitada para realizar varias presentaciones. A Patri se le ocurrió llevar consigo a Yuri Alexander, pues no deseaba separarse de su hijo ni por un instante. Nosotros consideramos que ese día no debía hacerlo, la divina providencia estaba con ella; la fortuna estaba de nuestro lado, escuchó los consejos y el niño se quedó en casa.

Ya en la ciudad de Barranquilla se aprovechó el momento para hacer un poco de prensa, se visitaron varias emisoras, la del Caballo Castillo, Ali Guerrero, entre otras. Se notaba el cambio en la pareja, el amor y la armonía brotaban de sus poros.

Llegó la hora del almuerzo y fuimos invitados al Corral del Marisco, después de disfrutar de unos exquisitos platillos partimos hacia el Hotel a descansar, llegada la hora de retornar a nuestra ciudad de origen y después de haber firmado algunos contratos, Patricia y Víctor descendían de su habitación pletóricos de felicidad. Solo se me ocurrió decir "Uy Patri como que te visitó el lechero", Ella no lo afirmó ni lo negó, pero con su hermosa sonrisa lo dijo todo.

El destino nos tenía preparada la peor de las sorpresas, la felicidad reinaba al interior del vehículo Mazda 626 que nos transportaba hacia la ciudad de Cartagena. La agrupación nos esperaba porque se debía cumplir un compromiso en Villavicencio; no había afanes, contábamos con el tiempo suficiente, pero al parecer esto no lo entendió Víctor Sierra. La carretera al mar, en buenas condiciones, lo invitó a presionar el acelerador del vehículo más de la cuenta. Mi compañero de viaje Tayron Del Cristo (sobreviviente), alcanzó a murmurarme "Eche este man nos va a matar", me llené de valor y le comenté a Víctor. "Mi hermano suave que nos vamos a matar". Solo me contestó "Nadie se ha muerto en la víspera".

Antes de llegar al pueblo de Lomita de Arena se apagó una bella voz, se nos fue un ser amado dentro del folclor vallenato, se nos fue una de las más grandes representaciones del vallenato femenino.

Patri no has muerto sigues viva entre todos nosotros".

*Por Guillermo "Billy" Pertuz.

 

CANCIONES QUE DIERON A CONOCER LA ARTISTA

 

viaradio

Las 20 de Vía Radio

x

cuartavia play store

Festiweb