La Cuarta Via

¿A cuál de estos Hulk le irías?, la historia de una pelea de MMA que se concretó en redes sociales

En la Cuarta Vía

El sudamericano deberá aumentar de peso para llegar a los 120 kilos, mientras que el asiático tendrá que bajar para dar con el pesaje

La única manera de aumentar los músculos es ejercitándolos o, como hicieron Romario dos Santos Alves y Sajad Gharibi,  sometiéndose a varias inyecciones de synthol, consumo de anabólicos y cirugías.

El brasileño comenzó en 2009 un proceso de transformación de su cuerpo que hoy pesa 104 kilos y alcanza los 1,78 metros de altura. De alfeñique pasó a gigante y está orgulloso de ser quien es.

En 2013, el “Hulk” brasileño estuvo a punto de perder un brazo a causa de las inyecciones de Synthol, también conocido como Syntherol, cuando el producto se petrificó dentro de su cuerpo. “Tuve miedo de perder el brazo o morir”, confesó.

Desde entonces, ha cambiado su forma de vida y ahora se ejercita sanamente, aunque no puede quitarse el aceite inyectado: “Cambié, acabé aumentando mi cuerpo, pero en el año 2015 me hacía muy mal hacer el mismo entrenamiento siempre, comer mucha tontería y no seguir el patrón de una alimentación, mi cabeza cambió mucho”.

Pero ahora va por un reto que podría cambiar su vida. Sus casi 8 mil seguidores en Instagram lo han convertido en una celebridad y su historia ha llegado a los oídos de Sajad Gharibi, el “Hulk” iraní.

“Sé valiente e invitame a luchar, haz algo más que esconderte detrás de tus patrocinadores, estoy listo para luchar contigo. Muéstrame en el ring lo que tienes para decir”, publicó el gigante asiático en su último posteo de Instagram.

En un principio, el brasileño había rechazado el ofrecimiento, recordando que él no es un luchador, pero ahora, cambió de parecer. “Voy a subir a 120 kilos y le voy a dar un combate a usted, Hulk iraní, que me está desafiando: voy a subir a 120 kilos y usted va a bajar a 120 (límite para las peleas de MMA). Le voy a arrancar la cabeza”, amenazó.

Sajad Gharibi, que ostenta casi medio millón de seguidores en Instagram, pesa más de 175 kilos y mide 1,8 metros. En julio de 2016 saltó a la fama al anunciar que se uniría al ejército para luchar contra el Estado Islámico, aunque finalmente no sucedió.

Desde entonces, el iraní de 27 años, ha retado a diferentes oponentes en las redes sociales, como al fisicoculturista británico Martyn Ford, para una pelea en la compañía polaca de artyes marciales mixtas Konfrontacja Sztuk Walki (KSW). Ahora parece que su objetivo finalmente se cumplirá, y su rival sería el brasileño.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Quieres contactarte?
La Cuarta Vía
Hola, ¿en qué podemos servirte?