La Cuarta Via

A ti también te afecta la subida del dólar, te explicamos lo que pasa y cómo nos afecta a todos

En la Cuarta Vía

En cada país de América Latina hay causas distintas que están provocando el ascenso del dólar estadounidense, pero parece que el denominador común es la incertidumbre económica y el temor a una recesión.

Argentina, Chile y Colombia son los tres países que han sufrido las peores devaluaciones de sus monedas en lo que va de este año frente al dólar.

En cambio México, no ha visto grandes turbulencias en el mercado cambiario, mientras que el real brasileño y el sol peruano no han recibido el golpe hasta ahora y, por el contrario, se han apreciado en los primeros seis meses de este año.

Que la moneda de un país se deprecie hace que aumente el precio de los productos importados, aumenta la inflación y encarece el pago de las deudas en dólares, una situación que puede generar presiones fiscales en los países que vaciaron sus arcas para enfrentar la pandemia y actualmente tienen muy poco margen de maniobra.

La apreciación del dólar se da en medio de un rápido aumento en las tasas de interés, que en Latinoamérica ha sido especialmente veloz, una medida que busca controlar la inflación pero que, al mismo tiempo, le pone un poco de freno al crecimiento.

¿Qué sube para el ciudadano común?

La comida será uno de los principales afectados con aumentos de precios en el corto y mediano plazo, porque muchos de los insumos necesarios para producirla son importados. Solo con ese resultado el efecto es generalizado.

Entre las principales consecuencias de un dólar que no para de subir de precio, y que este lunes abrió el mercado colombiano por encima de los $4.400, encontramos las siguientes situaciones que tocan el bolsillo de todos los colombianos:

Suben de precio las importaciones, lo que trae consigo un incremento de precios en bienes como prendas de vestir, maquillaje, materiales para construcción y más insumos, productos y servicios.

Entre los artículos de consumo cotidiano que más se afectan están los relacionados con tecnología, como celulares y computadores, entre otros.

Con un dólar por las nubes, una de las mayores preocupaciones es por los precios de los insumos agrícolas, que al verse afectados derivan en un alza generalizada en el precio de los alimentos.

Pero no solo los productos agrícolas nacionales se ven afectados, los alimentos importados también incrementan su valor, y estos, como otros productos provenientes del exterior, también ejercen peso en el carrito de mercado de los colombianos.

En general, todas estas condiciones traen consigo efectos inflacionarios, es decir un aumento en el costo de vida, que ya de por sí es bastante elevado en Colombia, en medio de una crisis económica mundial, pues en el cierre del primer semestre de 2022 este dato se ubicó en 9,67 %, cifra que no se veía en Colombia desde hace 22 años.

¿Qué pasa en Colombia?

La devaluación ronda a todo el planeta, casi todas las monedas han estado perdiendo valor frente al dólar, inclusive el euro, y esto se da por los vientos de recesión económica que parece inminente en los Estados Unidos y a la subida de las tasas de interés de la Reserva Federal (Fed) que atrae a los inversionistas.

Y en Colombia particularmente, la incertidumbre del mercado frente a lo que podría ocurrir en términos tributarios, de exploración de hidrocarburos y pensiones con el nuevo gobierno también impulsa al dólar.

Incluso el presidente Iván Duque le pidió al presidente electo Gustavo Petro que mande mensajes claros de tranquilidad: “Cuando hay mensajes que generan incertidumbre frente a la inversión a largo plazo y la inversión en el campo, empiezan a generar estas situaciones”.

En un trino publicado este lunes, el jefe de Estado electo les habló a quienes están comprando dólares pensando que su precio seguirá subiendo, y les dijo que en el momento en el que los pongan a la venta valdrán menos.

Petro y el dólar

Para Ricardo Ávila, analista senior del periódico colombiano El Tiempo, dice que existe preocupación por la llegada de Gustavo Petro al poder, en la medida que ha entregado el mensaje de que Colombia va a depender cada vez menos del petróleo, que es el principal producto de exportación.

Sn embargo, analistas han coincidido en que buena parte de la devaluación del peso frente al dólar ha respondido a factores internacionales.

Estos expertos coinciden en que hará falta que conjuguen diversos temas internacionales para ver una reducción del dólar en Colombia, entre estos, que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) ajuste fuertemente su discurso alcista de tasas, o si el conflicto entre Rusia y Ucrania se mitiga.

Pero también será necesario que el nuevo gobierno envíe señales acerca de diversos temas que siguen generando tensión.

 “A nivel local, lo único que podría ayudar a bajar el dólar es que Gustavo Petro y su gabinete de gobierno le den tranquilidad al mercado, disminuyendo la magnitud de sus propuestas”, dijo.

Agregó: “Por ejemplo, la propuesta de obligar a las empresas a decretar dividendos era muy negativa para los inversionistas y fue eliminada. Sería bueno que le transmitieran más tranquilidad al mercado de esta forma”.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero