La Cuarta Via

Casos de dos niñas agredidas por sus padres estremecen a Magangué

En la Cuarta Vía

Dos repudiables casos de agresiones en la que las víctimas fueron una niña de 9 años y una bebé de 4 meses mantienen consternados a los habitantes de Magangué, ciudad donde se presentaron los hechos en menos de 24 horas lo cual podría reflejar la descomposición social en la que se encuentra sumergida la familia en estos tiempos.

El primer suceso fue dado a conocer por las autoridades el pasado lunes 22 de noviembre cuando se presentó la captura de Erick José García Barrios, de 28 años, residente en el barrio Costa Azul, sobre quien pesaba una orden de captura expedida por el Juzgado Segundo Promiscuo Municipal de Magangué, porque presuntamente incurrió en el delito de acto sexual con una menor en el cual resultó víctima su propia hija de tan solo 9 años.

Si no aceptaba, la golpeaba

Según las investigaciones adelantadas por los sabuesos de la Sijín este hombre se aprovechaba de que la madre de la niña, su compañera sentimental, salía a trabajar en horas de la mañana y regresaba en las tardes tiempo que le daba para al parecer someter a su hija a toda clase de aberrantes vejámenes sexuales y si la menor se negaba supuestamente el sujeto la golpeaba contra las paredes de la vivienda.

Intentó matar a su hija

Otro incidente salió a luz pública en poco menos de 24 horas donde la Policía le echó mano a Reinaldo de Jesús Mulet Muñoz, de 22 años, quien supuestamente bajo los efectos de las drogas intentó asfixiar a su hija, una bebé de 4 meses de nacida.
El reporte policial indica que todo sucedió en el barrio San José lugar hasta donde llegaron los integrantes de una patrulla después de que fueron alertados sobre un altercado que se presentaba al interior de una vivenda y se encontraron con que la bebé registraba maltrato en la cara por lo que procedieron a protegerla y llevarla hasta el Hospital La Divina Misericordia.

Trató de suicidarse

Cabe indicar que cuando adelantaban el procedimiento le avisaron a los uniformados que el supuesto autor del hecho y padre de la afectada había ingerido un desmanchador por lo que también procedieron a llevarlo hasta el mismo centro asistencial donde fue salvado por el personal médico que lo atendió.

Ahora los dos sujetos enfrentan duros procesos judiciales y están en manos de las autoridades, pero estos dos casos no deben quedar como unas noticias más y deben ser un campanazo de alerta para que se tomen medidas tendientes a evitar que se sigan presentando estos lamentables hechos.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero