La Cuarta Via

Claro que es un atraco. Atraco no humanitario

En la Cuarta Vía

POLITICAZOS de Joaquín Romero Calle.

Así calificó el constructor santandereano, emprendedor, creador de riquezas, fundador de empresas y generador de empleo, que aspira a ser Presidente de la República. Lo de NO humanitario, lo agregamos nosotros. Sí, porque indiscutiblemente, que no es un hecho de sobrada humanidad, venderle al pobre, en cien millones de pesos, ($100.000.000, un lote de tierra: ocho (08:00) metros por cinco (05:00), para vivienda urbana.

Ojo, el solo lote; el mismo, que con la vivienda edificada, a plata de hoy, debe tener precio oficial y legal, máximo, de setenta millones de pesos ($70.000.000). Y él, antes del 2.022, vendía lote con servicios, sin construcción, en cien millones. ($100.000.000) ¿Qué talito?, decía Chelo de Castro, preguntan los cachacos.

Es un atraco, dijo el aspirante a la primera magistratura de la Nación, refiriéndose a su actividad comercial, en la cual, ha obtenido logros económicos, que le hacen pertenecer a la clase social alta. La de elevados haberes dinerarios; clase, propia del capitalista inversionista; el que habita en mansiones hermosas y con toda comodidad, gracias, a las ganancias en plusvalía o extraordinarias, que le rinden su perfeccionado negocio.

Negocio de construir vivienda de interés social prioritario. Fiarla y cobrarla, también, con intereses no humanitarios. Interés compuesto, que es, interés sobre interés y sobre capital. Eso, dentro de la política pública de vivienda, llamada así y destinada para hogares, con ingresos no superiores a dos salarios mínimos.

Política social diseñada por Misael Pastrana Borrero, perfeccionada por César Gaviria y reacomodada por Pastranita -el hijo- con la cual, están super enriquecidos los constructores, los bancos financiadores y el “boca sucia”, no Munárriz, ex concejal de Barranquilla. El patriota, que quiere ser Presidente, impuesto por Semana.

Patriota, porque un amigo, a quien le desconectamos comentarios políticos, por ser puro sentimiento, nos respondió, que él -amigo- votaba por Rodolfo, por sentimiento patriótico. O sea, PATRIOTA, el santandereano.

¿Qué talito? Buena PATRIA que hace. Ejercicio de patria, que, en un país, administrado seriamente, ya se habrían dinamizado sus mecanismos de control, para comprobar la ética comercial, enunciada por el político.

Eso de que el lote vale cien, es descarado, cuando la vivienda con el predio, sólo puede costar setenta. Sí, setenta millones de pesos ($70.000.000), equivalentes a setenta (70) salarios mínimos de hoy, no de años anteriores. Y así, infinidades de emprendimientos empresariales, que saquean al comprador, rodeados de aparente estela de legalidad mercantil. Y eso es, para los inconscientes, emprendimiento: se crea riqueza, se genera empleo.

Con el escándalo de los videos de la directiva de campaña del Pacto Histórico, el santandereano constructor, vociferó: esa es una banda criminal. Criminal es explotar al trabajador y después volverle a robar, vendiéndole lote, más caro que con la casa. Planear una campaña proselitista, como descuartizar políticamente al contendor en otra, es lo más corriente en este entorno nuestro. Lo criminal, es que el argumento que se use, sea falso.

Como falsas o inventadas, son las constancias de trabajo, que un arquitecto, ex rector de institución educativa, destituido por corrupción, en Magangué, ha extendido, para que terceros, se roben una casa, a través de declaración judicial de pertenencia. Ya entraremos en detalles. Más adelante.

Lo comentado aquí, no es inventado. Tampoco lo es, la situación jurídica de acusado por corrupción, que el Viejito, enfrenta en la Corte Suprema de Justicia. Que, junto a los lotes de cien millones, en una línea periodística imparcial de Semana, debieron merecer, igualmente, un titular de RODOBASURA. Objetividad que no pelea con nadie.

Ayer, tuvimos ocasión de escuchar vía redes, fragmentos de una conferencia de Gustavo Petro, con respecto a la arepa Chepa Corina. Vaya, sabrosa exposición de sabiduría culinaria, sobre tradiciones gastronómicas importadas y asentadas en los Montes de María. Hoy, industria artesanal de repostería, exquisita, al paladar costeño.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero