La Cuarta Via

Cuando el cáncer es… mejor imposible

En la Cuarta Vía

Por Joseph Roenes Galvis

Así como el Covid-19, entre sus secuelas desgarradoras, ha brindado la oportunidad para volver a lo básico de la vida y valorar nuestro entorno familiar, la noticia de un cáncer logro impactar de lo oscuro de un primer escenario a la alegría de recibir la bendición de Dios, sea cual sea tu fe, y la gratitud hacia miles de personas que expresaron su apoyo, amistad, y comprensión de distintas formas.

La noticia, que espero ninguno de ustedes la reciba, de tener un cáncer sea cual sea su magnitud, y ante un diagnóstico de urgencia de una intervención de riesgo, por lo que se mostraba en las imágenes que hacían complicada la misma, la incertidumbre de momento golpea al más fuerte de los seres humanos, es ahí cuando lo que es oscuro, puede tornarse reluciente, el camino empieza en el entorno bajo la sombra y la gracia de un Dios que lo puede todo

Escribo está columna con el animo de describirles lo que me acaba de suceder, y ser testimonio de vida, por que reconozco que el Ser Divino me brinda una nueva oportunidad, y por las miles de personas que me dieron la energía y la satisfacción de saber que cuento con ellas.

Aunque quisiera dar nombres, no habría el espacio suficiente, pero si debo honrar el amor de mi familia, contar con este apoyo es supremamente necesario para ser el soporte a este tipo de noticia, extremamente lo tuve y lo valoro también con gratitud de vida, al paso del tiempo y cuando están ahí esas manos y corazones, otro escenario aparece, ya el cáncer se convierte solo en un motivo, pero lo más importante es sentir la tranquilidad y el regocijo en el seno de la familia.

Destaco el apoyo de la EPS Mutual Ser, del personal que me atendió, de unas personas puntuales, también del cuerpo médico y especialistas, es ahí el otro gran acierto que se debe tener para salir adelante, es vital entonces que ojalá, así como lo viví, la humanización de este tipo de enfermedades debe hacerse presente, el tratamiento debe considerarse desde lo procedimental hasta sentir la satisfacción de salvar vidas por encima del negocio, la historia para mí fue esta precisamente, pero deseo que sea así para todos los enfermos, de verdad sea el primer y único objetivo en la prestación del servicio de salud.   

Déjenme contarles, que ha pesar de lo “extraño y riesgoso” que era el tipo de cáncer que me fue diagnosticado, tras muchos estudios y análisis se llegó a una cirugía donde no se tenia mucha certeza de lo que se podía encontrar, me explicaron los estados a los que me enfrentaba, y además, por varias circunstancias conocidas alrededor de esta intervención, se llegó al mejor escenario posibilitado, y llegar a esto si se necesita de la gracia de Dios, por El todo fue posible, y los galenos se toparon con que el cáncer, a pesar de lo grande y de lo difícil que se veía en las imágenes, se encontraba encapsulado e hizo el menor de los daños esperados.  

Cuando el cáncer es… mejor imposible, es porque todos estás situaciones se dan por igual, de la mano de nuestro Padre, la gratitud a la familia, amigos, personal médico, instituciones, y a todos y todas las personas que silenciosamente brindan sus oraciones y apoyo. No me cansare de dar las GRACIAS a todo está población que me abrió sus corazones, y sentir el lado de esa Magangué soñada que tras el cáncer se me hizo realidad.   

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

4 respuestas

  1. Bendito seas ése Padre amoroso, magestuoso, misericordioso y poderoso que hizo ese gran milagro en tu vida Joseph Roenes, así como se lo pedimos lo hizo; es una nueva oportunidad de vivir que te brinda, vive ésta nueva vida para él, no te hablo de religión porque él no lo es, te hablo de vivir pará él y con él, te demostró lo mucho que te ama y que tiene propósitos grandes contigo, me alegra en gran manera tu felicidad y la de mis grandes amigas Alix y Pieda que fueron grandes pilares en éste proceso. Díos continúe bendiciendo tu vida

  2. Dios te siga bendiciendo y que este testimonio de vida infunda esperanza a muchos corazones que enfrentan esta enfermedad… Es de valientes reconocer la grandeza y el poder de Dios y el amor que todavía encontramos en muchas personas…lLa oración del justo…puede mucho!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *