La Cuarta Via

Cuento tradicional ‘Los compadres de mi pueblo’

En la Cuarta Vía

Por: Estefany Lucía Banda Mendoza

La escritora de Mala Noche.

En la comunidad de Mala Noche, un pueblo indígena Zenú, en el municipio de San Andrés de Sotavento, Córdoba, había dos compadres: Samuel David Pacheco Pinzó, y Josué David Capachero Mercado, los cuales en su relación de compadre manejaban un lenguaje bastante exagerado.

Una tarde y bajo el sol canicular, cuando las aves cantaban alegremente dentro de los follajes de aquella espesa vegetación de las casas del lejano pueblito, Samuel David, en tono jovial le dijo a Josué.

– Compadre salí a la orilla a descansar ya que estaba limpiando la yuca y me encontré un palo que estaba tirado en el suelo, entonces me acosté sobre dicho madero. Tenía una contextura muy suave lo que hizo que me quedará dormido, sobre el cuerpo de aquel lanoso madero cuando de pronto empecé a sentir un extraño movimiento que me hacía jamaquear de un lado a otro, lo que me quitó el sueño. La sorpresa que me lleve, al ver que era una cipote culebra que estaba precisamente donde yo estaba arrancando la yuca.

– Ombe compa, dice Samuel David, eso no es na, yo le voy a referir un cuento mejor, relacionado con una mata de auyama que yo sembré y me llevé el burro a recoger las auyamas y el asno se me perdió compa y donde encontraba yo ese burro, de tanto caminar me quedé parado alarmado por un ruido raro que alcanzaba oír, “raqui, raqui, raqui”, uy compa y salí espelucao a vueitia, mi compa, era el burro metió en un cascarón de auyama, por eso no lo encontraba.

– Ahora, responde el otro compae, ¡erda compa!, le voy a dar un planazo por esa semejante mentira.

– Josué mando a solicitar un “meneco”en la región para los oficios de la casa y también para prestárselo a los vecinos del pueblo de Mala Noche, para que realicen las actividades como echar agua desde las represas hasta sus casas, ya que en este pueblo no hay acueducto.

Josué David con gran entusiasmo dijo.

– Tenemos que hacer el esfuerzo de llegar hasta la represa para llenar los galones de agua y montárselos al burro en las aguateras.

Pero las cosas cambiaron y ahora es invierno, dejando a tras en cruel verano que tanto estrago hizo en esta región indígena. El burro mojino fino era el de todos los oficios, de la gente de Mala Noche, que no tenían burros, ni mulos, para las tareas de la casa y las “rosas,”por eso se le hizo una peladura en el lomo, aue lo puso muy mal; pasado un tiempo el servicial animal se compuso.

Pero no hay tranquilidad completa, resulta que en la zona no hay burros para realizar trabajos, pero si para corretear el pobre burro “Chato”, que se recuperaba de la peladura y salía a comer por las orillas de las parcelas, los burros jorrochos y mal criados se querían volar las cercas de las pajas donde estaban encerrados para molestar al burro “chato”.

La suerte de aquel manso animal no podía ser otra que la de vivir trabajando y perseguido a la vez por los otros burros. Las personas lo maltrataban demasiado y los demás cuadrúpedos de su especie también lo correteaban, un día cualquiera el pobre animal ya no aguantó más esa situación y entonces en medio del dolor y el mal trato animal, el burro “chato” un día cualquiera se murió dejando un profundo dolor en el corazón de su dueño y en el corazón de los demás del pueblo que tanto se sirvieron con dicho burro.

Chato era un burro que se volvió famoso por los innumerables servicios que le prestaba al pueblo de Mala Noche.

Por no cuidar de Chato, ahora que llegó el verano y el gobierno local y regional no le ha construido el tan anhelado acueducto a Mala Noche, nuevamente les toca jarrear agua en los hombros y en carretillas para satisfacer las necesidades de la población más afectada.

De tantos burros que hay en la zona sur de San Andrés de Sotavento, Nacho fue el único que tuvo compasión y buenos tratos… por parte de muchas personas del pueblo nunca tuvo descanso debido a que no daba vasto a los tantos oficios de su dueño y de la población que nunca tuvieron compasión de ese pobre burro.

Quizás te interesa...