La Cuarta Via

Desarticulan banda que al parecer se dedicaban a la trata de personas

En la Cuarta Vía

La Fiscalía General de la Nación, seccional Bolívar, con apoyo de la Policía Nacional y la Agencia HSI (Humane Society International) de Estados Unidos, desarticularon una red que presuntamente se dedicaba a la trata de personas la cual tenía su radio de acción en Cartagena y logró la captura de las 8 personas que presuntamente la integraban. 

Los detenidos en esta investigación son Luis Alfredo Sanabria, alias “Alejandro”, supuesto cabecilla de la organización, capturado en Chapinero, en el oriente de Bogotá. Al parecer, captaba mujeres mayores de edad y adolescentes con el propósito de ofrecer sus servicios sexuales a través de páginas de internet.  

Emilia Carvajal Consuegra, presunta socia de alias Alejandro, a quien alertaba sobre los movimientos de las autoridades migratorias. También estaría involucrada en la búsqueda de niñas y adolescentes. Sería la propietaria de uno de los apartamentos dispuesto para las actividades ilícitas. 

David Mauricio Orozco Murillo, alias “el Cali”, presunto responsable de la captación de menores de edad, especialmente extranjeras en condiciones de vulnerabilidad. De acuerdo con las investigaciones, este hombre las explotaba sexualmente con fines comerciales y, supuestamente, las usaba para transportar estupefacientes. 

Orozco Murillo fue deportado de Estados Unidos. Estuvo en la cárcel por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes entre 2012 y 2016, y en su contra cursan otros procesos en la Fiscalía. 

José Luis Coneo Delgado, alias “el Gordo”, señalado de coordinar la distribución de drogas. Al parecer, planeaba los eventos para los extranjeros, los recogía en el aeropuerto y los llevaba al sitio donde los hospedarían para llevarles a las niñas o adolescentes para su explotación.  

Coneo tenía libertad condicional y dos investigaciones activas en la Fiscalía por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Sony Navas de Arco, alias “Tony”. Sería el encargado de entregar los estupefacientes a las víctimas para que se los hicieran llegar a los clientes.  

Juan Carlos Escorcia Sierra, alias “el Flaco”. Era el supuesto enlace entre los ciudadanos extranjeros y los proxenetas, y quien escoltaba a los clientes para todos los asuntos relacionados con compra de drogas.  

Ana Emilia Rodelo Mejía. Esta mujer también estaría vinculada a la captación de mujeres. Se conoció que ofrecía en las calles del barrio El Laguito apartamentos y servicios a los turistas. 

Gerson Sierra de la Barrera, alias “Torito”. Se le atribuyen actividades de venta y distribución de drogas. 

Según el material probatorio recaudado en dos años de investigación se permitió establecer la existencia y modus operandi de esta estructura, que ejercía su actividad ilegal en la zona hotelera de Cartagena. Asimismo, se conoció que, desde 2018, los hoy procesados estarían vinculados a actividades de explotación sexual comercial de niñas, adolescentes y mujeres adultas; y al tráfico de estupefacientes. 

A estas personas la Fiscalía les imputó los delitos de concierto para delinquir, proxenetismo, estímulo a la prostitución, trata de personas; y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y un juez cobijó con medida de aseguramiento intramuros al presunto cabecilla y al resto de la banda les impuso detención domiciliaria, atendiendo las disposiciones de prevención por el Covid-19.

De estos investigados, alias “el Gordo”, “Tony”, “el Flaco” y “Torito” aceptaron su responsabilidad por los delitos de concierto para delinquir, trata de personas; y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. 

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Quieres contactarte?
La Cuarta Vía
Hola, ¿en qué podemos servirte?