La Cuarta Via

Distanciamiento de Uribe y Duque se nota, ¿se empieza a repetir la historia de Santos?

En la Cuarta Vía

Este fin de semana quedó algo muy claro: el expresidente Álvaro Uribe no está  contento con el acuerdo suscrito entre el Gobierno del presidente Iván Duque y los líderes indígenas que  durante 27 días mantuvieron cerrada la vía Panamericana en Cauca.

Y no ha escatimado esfuerzos para dejar constancia de su posición a través de las redes sociales. Ha hecho pública su desaveniencia con el jefe de Estado.

Hasta ahora los comentarios de Uribe siempre habían sido favorables. Previamente había marcado algunas distancias frente a decisiones del Gobierno, como cuando se mostró en contra del IVA a toda la canasta familiar, en la ley de financiamiento. Pero, en esa oportunidad, sus comentarios fueron mesurados.

Pero esta vez si dejó ver su descontento total. Incluso ha dicho a través de sus trinos que hubiera sido preferible mantener la vía Panamericana cerrada por dos años antes que ceder a lo que considera un “acuerdos con la minga apoyada en el terrorismo”.

Y si había algún margen de interpretación sobre su posición, este lunes, en entrevista con la W Radio fue contundente: “Yo con esa firma no estoy de acuerdo”.

Eso significa que Uribe, el ‘mentor político’ de Duque, está en abierta contravía con la decisión del Gobierno, lo que incluso ha generado una fuerte reacción en su propio partido, el Centro Democrático.



Por su parte, el presidente Iván Duque expresó su complacencia por el acuerdo logrado con las comunidades indígenas en el Cauca que permitieron reabrir la vía Panamericana.

Según el Presidente Duque es siempre preferible construir antes que destruir como muchos pretendían con algunos intereses de carácter político.

 “Son más importantes las soluciones que las agresiones y que por encima de la protesta debe estar la propuesta. Lo importante es volver a sembrar confianza entre todos y pidió rechazar las vías de hecho”, reiteró.

La postura de Uribe, en todo caso, ha planteado una especie de división en el uribismo, por la diferencias entre quienes como Duque es partidario de no recurrir a medidas de fuerza que hubieran provocado violencia, y Uribe, quien reclamaba una mano más dura con los promotores del bloqueo indígena.

El representante a la Cámara Edward Rodríguez, del Centro Democrático, quien incluso calificó como una “victoria histórica” que se levantaran los bloqueos sin “ceder ante las pretensiones del paro”, dijo  que desde el Centro Democrático respaldan “plenamente al presidente Duque”.

Por su parte el senador uribista Ciro Ramírez destacó “toda la voluntad que siempre ha mantenido el presidente Duque de diálogo, pero no bajo presión ni vías de hecho” y sobre las afirmaciones de Uribe, comentó que el expresidente se ha referido es a que debe imperar el orden.

​Para Jairo Libreros, profesor del Externado, Uribe “siente que no está conduciendo al Estado en cuerpo ajeno, pues él esperaba conducir de una manera más directa los temas más sensibles y  lo que queda claro su molestia porque Duque no cumple a raja tabla” sus designios.

“El modelo de gobernador en cuerpo ajeno no está dando con el presidente Iván Duque”, dijo Libreros.

Quizás te interesa...

no te pierdas tus programas

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *