La Cuarta Via

El ‘boom’ de la guanábana en el país que desde hace rato se tomó las calles de Magangué

En la Cuarta Vía

Uno de los jugos mas apetecidos por los magangueleños en estos momentos es el de la guanábana; desde 1000 pesos se compra un vaso con pulpa de esta popular fruta, su demanda a multiplicado la oferta, ahora se consigue en diferentes variaciones. Pero este boom no solo es exclusivo en la ciudad, le seguimos la pista a lo que está pasando con esta fruta.  

La guanábana es considerada la fruta milagrosa en el tratamiento la cura del cáncer. Científicamente, y gracias a sus propiedades, se ha probado su efectividad en el tratamiento del cáncer de pulmón, mama, próstata y colon, pues evita la oxidación celular, hidrata, oxigena y disminuye la predisposición a factores de riesgo cancerígenos (apoptosis celular: destrucción o muerte de las células).

Esta fruta contiene 85 % de agua por lo que es diurética, contiene glucosa, fructosa, vitamina C, almidones, proteínas, potasio, magnesio y sodio; y por su alto contenido de fibra «es recomendable para las personas que tienen problemas intestinales y de estreñimiento», explica la nutricionista y dietista, Elizabeth Gallego Roldán.

La guanábana también mejora la flora intestinal, el sistema inmunológico, sube las defensas, ayuda a la eliminación de toxinas y previene el envejecimiento de los órganos y la piel.

Por todo ello, la guanábana es una de las frutas tropicales con mejor fama en el mundo, y la más negociada por su sabor entre el segmento de exóticas, es la guanábana. Aunque México y Brasil lideran en la producción de esta especie en la región, cada uno con más de 100.000 toneladas al año, Colombia no se queda atrás.

A nivel local, según los reportes del Ministerio de Agricultura, el año pasado la producción llegó a 52.427 toneladas, tras haber crecido 19% anual.

Para quienes se dedican al fruto, otro punto a destacar es que en cinco años esa misma producción creció 63%, “y dadas las condiciones de nuevos agricultores y una dinámica en las exportaciones, se espera que al cierre de 2019, el aumento sea por el mismo nivel, no menor a 14% y así hayamos pasado las 60.000 toneladas”, señaló Gabriel Lombana, productor independiente.

A diferencia de otras frutas exóticas, los cultivos de guanábana son más fuertes y son atemporales, por lo que las empresas dedicadas a la exportación y distribución cuentan con el producto suficiente para generar negocios. De hecho, los últimos 10 años el nivel de hectáreas sembradas creció 129%, pasando de 3.000 hectómetros a casi 7.000 el año pasado.

Pero si bien hoy la fruta goza de popularidad, con una fama más fuerte de la que carecía hace no más de 10 años, esto también ha generado que haya una competencia fuerte entre productores y distribuidores, pues al ser una fruta que se puede estabilizar para sus cultivos en suelos entre 800 y 1.200 metros sobre el nivel del mar, ha funcionado para que en múltiples regiones se trabaje.

De hecho, está gran fruta verde es una de las más procesadas a nivel nacional, no tanto como los bananos, las manzanas o las naranjas pero para tener una muestra del potencial que tiene la guanábana, en los últimos 10 años se tiene registros de ser cultivada en 24 de los 32 departamentos del país, incluso en zonas de donde no es nativa como San Andrés y Providencia, Chocó y Sucre. Y solo en 2018, los registros de las Evaluaciones Agropecuarias Municipales (Evas), la encontraron con un progreso entre aceptable y excelente en 21 departamentos.

Hoy en día Tolima es la casa de la guanábana en Colombia ya que el año pasado llegó a una producción de 11.309 toneladas, esta no ha sido la cifra más alta pues se tienen picos históricos en 2015 de casi 14.000 toneladas, inclusive en 2016 (su mejor año) llegó a 16.121 toneladas.

Quizás te interesa...

no te pierdas tus programas

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *