La Cuarta Via

El muerto no habla, pero deja pruebas

En la Cuarta Vía

Por: J. J. Rubiano

“Piensa mal y acertaras”, así reza un adagio popular que acertadamente creo que viene al caso, a propósito de las grabaciones que comprometerían en la compra de votos la campaña presidencial de Iván Duque Márquez.

Y es que las interceptaciones legales, realizadas por la Dijin cuando estaban siguiendo los pasos del ya fallecido narcotraficante, José Guillermo Hernández, alias el Ñeñe, deja claro que así se quiera negar, sí hubo compra de votos a favor de la campaña del hoy mandatario de los colombianos.

Pero como los muertos no hablan para poder ratificar lo dicho, hoy irónicamente –y ya es una constante cuando están envueltos en escándalos- nadie conoce o conoció al “ñeñe” Hernández en la campaña de Duque presidente, liderada entre otras cosas por el Centro Democrático a la cabeza de Álvaro Uribe que lo impuso.

Y entonces uno comienza a preguntarse; ¿de dónde salieron tantas fotos durante la campaña del narcotraficante con Duque y el ex presidente Uribe?

Conociendo, como todo el mundo lo conoce el descomunal esquema de seguridad del ex mandatario de los colombianos, ¿Cómo hizo el “ñeñe” Hernández para tomarse varias fotografías en diferentes escenarios, si realmente solamente era un conocido de sus conocidos, como dice hoy el ex presidente?

Ahora bien y lo digo por experiencia, ¿Cómo es posible que está cuestionada figura logre ser uno de los invitados especiales al acto de posesión del mandatario de los colombianos, y estar casi que en primera fila del evento cuando nadie –dicen ahora- lo conocía?

Y nacen también otros interrogantes que deben ser explicados por las autoridades en Colombia, como lo es el hecho del ¿porque si esas grabaciones precisamente se conocieron durante la campaña electoral a la presidencia no se hizo nada y se engavetaron en los escritorios de la Fiscalía?

¿Tienen estas interceptaciones algo que ver con lo dicho por el ex fiscal Martínez Neira en medio de las elecciones del 2018, cuando señaló que el fraude electoral descubierto era “nauseabundo” y nombró a la senadora María Fernanda Cabal y al Centro Democrático?

Pretender que los colombianos crean que el CD es la única colectividad que no compra votos-como lo quieren hacer ver sus dirigentes- es creernos muy pendejos, cuando todo el mundo sabe que esta práctica es más común de lo que se piensa o se cree.

Ahora, es claro que, que aquí no va a pasar nada, y nada es nada, porque pese a que se ordenó abrir una investigación sobre el hecho, todo el mundo sabe que no pasara nada, empezando porque, en el caso del Consejo Nacional Electoral, CNE, uno de los magistrados encargados de adelantar esta investigación es Jaime Luis Lacouture Peñaloza, un reconocido militante del CD. Y en el caso de la Fiscalía, Barboza es un gran “amigo” de Duque y fue quien lo impulso para el cargo.

Creer que los integrantes de esta colectividad, son seres impolutos o de luz, es realmente vivir en otro mundo o en un país con altos niveles de analfabetismo como el nuestro.

Al “ñeñe” Hernández lo mataron en Brasil, no puede hablar, pero para la historia quedan las grabaciones hechas por las mismas autoridades que demuestran que en Colombia es una práctica común la compra de votos y con esta es la segunda denuncia frente al mismo hecho, la primera la hizo Aida Merlano.

Este país va mal y el gobierno nos está ocultando algo

Mucha razón tiene un reconocido dirigente gremial que reciente mente me dijo, “Colombia tiene un presidente que no gobierna para los colombianos, sino para defender al líder de la colectividad que representa”, los hechos así lo demuestran.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Quieres contactarte?
La Cuarta Vía
Hola, ¿en qué podemos servirte?