La Cuarta Via

El reto de Petro a la Universidad de Cartagena

En la Cuarta Vía

Por Bernardo Ramírez del Valle

El presidente Gustavo Petro ha pedido a alcaldes y gobernadores disponer de lotes donde construir sedes universitarias. Esta solicitud marca el inicio temprano de su política de universalizar la educación superior en Colombia para que todos los jóvenes tengan acceso gratuito a ella y puedan estudiar “lo que se le venga en gana”.

Por supuesto, no se trata de crear nuevas universidades públicas, sino de ampliar las existentes, con un enfoque de equidad territorial y poblacional, que apunte hacia la formación de los técnicos, tecnólogos y profesionales que requiere el país. Para lograr ese propósito, incrementará el presupuesto de la educación de 4 a 14 billones de pesos anuales, recursos que se destinarán a financiar la infraestructura, la dotación y la contratación de personal docente, administrativo y asistencial tanto de universidades existentes como de “colegios-universidades”, estos últimos como nivel del Sistema Nacional de Educación Terciaria creado en el gobierno SANTOS pero aún no desarrollado.

La Universidad de Cartagena es el principal centro público universitario del departamento de Bolívar. A lo largo de los últimos treinta años ha puesto creado pequeñas sedes en varios municipios del departamento (San Juan Nepomuceno, Carmen de Bolívar, Magangué, Mompox y Simití) donde se desarrollan regularmente algunos programas únicamente en la modalidad semipresencial y últimamente virtual, los cuales resultan insuficientes en cuando a su infraestructura, dotación, talento humano y oferta de programas.

Para responder el reto planteado por el presidente PETRO, es necesario que la Gobernación de Bolívar y los municipios del departamento apoyen a la Universidad de Cartagena para sacar adelante ese propósito. Un primer paso es convocar esa alianza y pensar en nuevas sedes y programas como las siguientes:

-PROGRAMA DE CIENCIAS DEL AGUA, con dos sedes: una en CALAMAR, población donde confluye el rio Magdalena y el Canal del Dique, y otro en MOMPOX, epicentro de la Depresión Momposina, la despensa natural de agua dulce más grande de Colombia y América. Su finalidad: formar técnicos, tecnólogos y profesionales en competencias relacionadas con la gestión, aprovechamiento, uso, explotación, conservación, cuidado y conocimiento del agua, y demás recursos naturales asociados, como suelo y bosque.

-PROGRAMAS DE INGENIERÍA AGRÍCOLA Y AGROINDUSTRIAL, con tres sedes: CARMEN DE BOLÍVAR, epicentro de los Montes de María, las tierras más fértiles de la región Caribe; MAGANGUÉ, epicentro de la Mojana bolivarense y sucreña, y SAN PABLO, epicentro del inexplotado valle del rio Cimitarra, ubicado en la confluencia de este rio con el Magdalena. En Magangué, debe reabrirse el programa de Ingeniería de Alimentos en la modalidad de ciclos propedéuticos, para formar técnicos superiores, tecnólogos y profesionales en los diversos campos de la ingeniería agropecuaria y agroindustrial.

-PROGRAMAS DE CIENCIAS DE LA SALUD. Si bien la Universidad de Cartagena desarrolla varios programas de estas ciencias, todos se centralizan en Cartagena, con limitados cupos que dejan por fuera a miles de aspirantes a ingresar a ellos. Ciertamente, para la implementación de estos programas se requiere que, en el territorio, existan hospitales de tercer y cuarto nivel de complejidad en salud. El único que tiene esas condiciones es el Universitario de Cartagena, muy distante de la mayor parte de los municipios que conforman el departamento y de otros regionales como los de Bucaramanga y Barranquilla igualmente lejos. En este caso es necesario construir nuevas sedes de esos hospitales para llevarlos al tercer y cuarto nivel. La ESE Hospital La Divina Misericordia de Magangué es el centro hospitalario más avanzado, que brinda casi todos los servicios de tercer nivel en complejidad. El operario actual de ese hospital ha manifestado su deseo de hacer alianzas con el gobierno departamental para ampliar la infraestructura y llevarlo a cuarto nivel. Al parecer, el principal obstáculo que impide ese propósito es político.

-PROGRAMAS DE CIENCIAS DEL DEPORTE, LA RECREACIÓN Y LA ACTIVIDAD FÍSICA. Los programas en ciencias de la educación que imparte la Universidad de Cartagena tienen una limitada cobertura y no se ofertan en “la provincia”, a donde debieran también llegar. Al parecer, no se ofertan programas relacionados con las ciencias del deporte, la recreación y la actividad física, en los que los jóvenes de hoy muestran un gran interés pues más allá de su perfil como docentes escolares, vienen generando oportunidades de empleo a través de emprendimientos de gran acogida nacional.

Estos son apenas algunas ideas en las que me imagino ya están trabajando las universidades públicas de Bolívar, que se limitan solo a la Universidad de Cartagena y el colegio Mayor de Bolívar, en juntanza con los gobiernos territoriales.

COLETILLA. Que gran oportunidad nos da el Gobierno PETRO para crear por fin la UNIVERSIDAD DISTRITAL CARTAGENA DE INDIAS y dedicar más la Universidad de Cartagena al Bolívar profundo marginado y empobrecido. Una idea: ¿por qué no vender el Claustro de San Agustín, y construir con esa platica una nueva sede de la U de C ubicada entre Cartagena y Bayunca?

#ElRetodePETROalaUNIVERSIDADdeCARTAGENA/BRamírezdelValle

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero