La Cuarta Via

Emergentes y disparatados contra criterios económicos tradicionales

En la Cuarta Vía

POLITICAZOS. De Joaquín Romero Calle

-Elementales razonamientos lógicos sobre la objetividad material, que contradicen supuesta exactitud de principios teóricos de la ciencia económica-

MAS SOBRE TIQUETES AEREOS.

La tradición navideña, nos tiene advertido y enseñado, que, en Colombia y en diciembre, todos los bienes y servicios indispensables para la subsistencia de la humanidad, aumentan de precios, creando la nefasta inflación, a la que tanto dicen temer, los inversores capitalistas. Y en la teoría económica, profesionales y expertos de esta disciplina científica, afirman, que ese incremento de precios, obedece, a que, el trabajador, en dicho mes, percibe “primas”.

Y para luego, subida de precios a partir de enero primero, ese mismo trabajador, es beneficiado con un jugoso aumento de su salario mínimo. Las primas y la nueva remuneración mínima, llevan, a que los trabajadores, cuenten con más dinero circulante y así, pueden comprar más y ahí, la inflación.

Nosotros no compartimos esa aseveración, porque encontramos, que, no responde a la realidad objetiva. No es la mayor cantidad de billetes, que ingresen al trabajador, el motor impulsor del crecimiento de precios. La inflación, con lo de las “primas” y el salario mínimo, guardan relación con la producción y no, con la cantidad del medio de circulación, en poder del adquiriente.

El monto de las primas y el nuevo salario mínimo, se involucran en los factores de producción, o, de operación y entonces, los costos de éstos, aumentan. Aumento, que el capitalista introduce al precio público, haciendo que el bien o el servicio, cuesten más. Gestión económica ésta, que anticipadamente, se pone en vigencia en el mercado, pues, sin todavía desembolsar el primer pago de salario mínimos, ya el capital, el día 01, comienza a cobrar según el nuevo esquema.

Un ejemplo claro, de que la inflación, no deviene del porcentaje, que el trabajador pueda manejar, como mayor ingreso en su mínimo, proveniente de la venta de su fuerza de trabajo, lo encontramos en nuestra última nota, referida, a las tarifas de los pasajes aéreos.

Es indiscutible, que, el trabajador de salario mínimo, no viaja en avión. No puede hacerlo. No se lo permite, el dinero que, a él, se le paga por trabajar formalmente. Y si por razón de su esencia misional, deba viajar, el empleador, pagará gastos. Y si se alega, que el salario mínimo genera inflación en el transporte, especialmente, en el aéreo, por lo del combustible y demás insumos, habría que recalcar, que entonces, tampoco es, porque haya más dinero en circulación.

Y esto, es lo que queremos destacar. No hay en el mercado, más billete del mínimo, que empuje hacia arriba, los precios de todas las canastas de vida: familiar u hogareña o la industrial, comercial o de servicios. Todo tiene realización, en el concierto material de la cotidianidad, tan es así, que usted encuentra, actividades del Estado, que se cobran y cuyas tasas, están atadas al nuevo salario mínimo.

Por ello, están hablando, desde el gobierno nacional, de la desindexación de precios. Es decir, que aquellos, que emergen automáticamente, con la entrada del nuevo año, no entren en vigencia. Esto, prácticamente, lo estamos repitiendo, porque vale la pena hacerlo, para reafirmar, la verdad consolidada en la observación del discurrir económico colombiano.

Nos faltan por tratar, la calidad de la atención de las aerolíneas. Han adaptado ahora, una modalidad de tarifa, dependiendo del tamaño de la maleta. Prácticamente, hay que volar, casi que en cueros; hay que registrarse para acceder al avión, electrónicamente. El tal “chequin”, en ventanilla, cuesta adicionalmente. El vuelo se retrasa y le toca al pasajero, mamarse hasta dos horas, en la sala de espera, después de la indicada para salir. Y todo bien. Dé gracias, que lo transportamos, para ser el lema de todas aquellas.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero