La Cuarta Via

En la ONU: Gustavo Petro “poeta” de vereda

En la Cuarta Vía

POLITICAZOS. De Joaquín Romero Calle

Otro Robledo, distinto de aquel izquierdista de abolengo cafetero, casi paisanos los dos, trata de ridiculizar, la intervención del Presidente Petro, ante la asamblea anual de la Organización de Naciones Unidas, situando al gobernante patrio, grotescamente, en un plano cómico, como payaso, con ínfulas de intelectualidad. El primer otro, además, es de alcurnia burocrática. Ha sido alto funcionario del Estado. Llamó a Petro, poeta de vereda.

Vereda, en Colombia, es una especie de asentamiento humano, con ínfima categorización jurídica, dentro de la escala de importancia de las divisiones del territorio municipal o distrital, que pasa, por localidades, comunas y corregimientos; vereda, es más que todo, una significación sociológica en sentido poblacional y localización rural y poquísimo desarrollo, en virtud, de ningún servicio público instalado.

Aracataca, en el Departamento del Magdalena, cuando allí nació Gabriel García Márquez, dentro de aquella clasificación territorial y descripción de modernidad, era, básicamente, una vereda. No obstante, García Márquez, logró ser toda una celebridad mundial, en el universo de la literatura o de las letras. ¿Qué talito? Ciénaga de Oro, lugar de nacimiento de Petro, para igual ocasión de éste, no diferencia, suponemos, en nada, de Aracataca. Tiene razón Robledo, Petro es orador, no poeta, de vereda.

Y este orador de vereda, acaba de consagrarse como líder social latinoamericano, para ello, habló en una lingüística narrativa, profusamente descriptiva de naturaleza, colores y ambiente, al estilo del realismo mágico, para decirle al mundo, que somos ricos en bienes florecidos de la naturaleza, manchados con sangre colombiana, producto de la violencia que acosa y elimina a gente de sectores muy vinculados con la ilegalidad de la explotación de esas fortunas naturales.

Para la opinión terrenal entera, la guerra contra las drogas, ha sido un completo fracaso. En Colombia, en concreto, hace treinta (30) años, sucumbió el famoso Cartel de Medellín y un poco menos, el de Cali. Emporios traficantes y exportadores de cocaína. Colombia, además, monta el escenario y pone los muertos reales, los extraditados y el Estado, es sometido a una especie de servilismo frente a Estados Unidos, que le impone papeles indignos, como lo es, el de los soldados de la patria, en calidad de ejército, arrancando, a mano, matas de coca.

Servilismo, que engrandece al expresidente Pastrana. Lo embriaga y por eso, con argumento infantil y caprichoso de resentimiento personal, igual a los Robledo, salió disparado a cuestionar el discurso de Petro. Según hemos leído y escuchado, la cocaína, producto que se extrae de la mata de coca, obedece a todo un procesamiento de materia prima, que requiere insumos químicos, que llegan importados de Europa o de Estados Unidos. ¿Cómo salen de aquellos países?

Más, han sido los reconocimientos para la intervención oral de Petro, en la ONU., que las críticas que, conceptualmente, valgan la pena. Y en muchas veredas de Colombia, con seguridad, que hay émulos a granel, de García Márquez, de Petro, de El Pibe, de Rafael Escalona, Egan Bernal, Nairo Quintero, etc. No sólo en Bogotá y el occidente cafetero, nacen talentos, orgullos colombianos.

SENADORA KARINA ESPINOZA DEMANDADA ELECTORALMENTE.

La senadora liberal, oriunda del departamento de Sucre y dentro de éste, básicamente, residenciada en el muncipio de San Luis de Sincé, ungida como congresista con el voto popular en los comicios del pasado 13 de marzo, informa El Meridiano, que ha sido demandada su credencial como tal. Según el mismo diario, se le señala de estar incursa en inhabilidad, por la circunstancia del cargo que desempeña su hermano.

En efecto, el gobernador del Departamento de Sucre, se conoce, como hecho notorio, es hermano de doble vínculo -padre y madre- de la senadora Karina, cuya legitimidad electoral se le cuestiona. En razón del empleo del consanguíneo, éste, tiene consideración jurídica, de autoridad civil y política, circunstancia, que, por coincidencia en el tiempo de campaña y comicios, dice el demandante, estaba inhabilitada.

En concepto nuestro, la tal causal de inhabilidad no se configura en la senadora Karina Espinoza, porque el Senado, se integra por votación popular en circunscripción nacional y en la misma, debe darse el accionar del funcionario que genera la causal que impide la elección. No es el caso del Gobernador de Sucre; electoralmente, este empleo, no es de circunscripción nacional. Es de otra, departamental y por voluntad expresa del constituyente, dicha causal de inhabilidad, no coincide con la nacional.

Detalla la noticia de El Meridiano, que, en la demanda, se expresa, que Héctor Olimpo Espinoza, Goberna de Sucre, tiene asiento en el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa (FFIE), del Ministerio de Educación Nacional y en el Organo Colegiado de Administración y Decisión (Ocad) Regional Caribe. Esto, para nosotros, carece de trascendencia legal, por lo siguiente:

Los órganos señalados, son fondos o cuentas, sin personería jurídica y ahí se participa, por ser gobernador, es decir, decidir allí, es misión laboral de ese servidor público, que no incide para nada, en la definición, de si se es autoridad civil o política. Son cuerpos colegiados, en donde la decisión de autoridad, no es propia de una sola persona, si no, de todos, o al menos, según las reglas del quorum decisorio.

Con fundamentos de autoridad, no es dable construir inhabilidad en contra de la senadora Espinoza Oliver. Lo que si hay que presumir como verdadero, es la afirmación de la demanda, de la influencia clientelista, para alcanzar el número de votos, que dan lugar a la elección. Y contra este mecanismo de gestión política, debe salir el Pacto Histórico, a hacer frente, para evitar el continuismo, impidiendo que el Goberna, elija candidato de sus entrañas partidistas y personalistas.

La vaina está fácil. El goberna, tiene prestigio en declive, por lo acontecido en La Mojana. Y en la parte sabanera, sector Corozal a Galeras, tampoco sale bien librado. Concretamente, en Galeras, muy a pesar del montón de jefaturas locales, que marchan al compás de los acordes rojos del Partido Liberal, enseña del Goberna, en las bases, ninguna simpatía hay, por el quehacer del mandatario departamental.

Puerto Franco y el Pantano, corregimientos de Galeras, tienen sus sentimientos heridos, por la orfandad, en la cual, los ha mantenido el mandato de Héctor Olimpo. Además, del horror de las vías internas, que desconecta por completo al núcleo urbano, con sus ramificaciones rurales, no hay forma de presagiar éxito, a un candidato, que lleve dentro del sombrero “vueltiao”, la enseña distintiva de la fuerza política del Goberna.

Amanecerá y veremos.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero