La Cuarta Via

Esto es lo que propone la reforma política aprobada en primer debate, ¿más de lo mismo o peor?

En la Cuarta Vía

El proyecto de reforma política y electoral fue aprobado este jueves 15 de octubre en primer debate en la Comisión Primera del Senado de la República.

El proyecto contempla, entre otras cosas, congelar por cuatro años el salario de los altos dignatarios del Estado que ganen 20 salarios mínimos o más. Asimismo, propone que la votación para cargos de elección popular se realice con listas cerradas o por partidos durante un periodo electoral, y con listas abiertas para el siguiente.

Uno los artículos propuestos tienen que ver con el congelamiento de los salarios altos de los funcionarios públicos, entre los que se encuentran los mismos congresistas.

“Se congelan los salarios de los altos funcionarios del Estado, de todos. Todo salario superior a 20 salarios mínimos mensuales vigentes queda congelado cuatro años como un mensaje de austeridad y respeto por el resto de ciudadanos que está pasando circunstancias difíciles en esta pandemia, especialmente aquellos que no son funcionarios públicos y que tienen que ganarse el día a día con el rebusque”, indicó el senador Luis Fernando Velasco, coordinador ponente.

La senadora Angélica Lozano dijo que: “el salario de los congresistas y de otros altos funcionarios del Estado es de los más altos de América Latina, es injusto y desproporcionado en tiempos normales y mucho más en pandemia, con tanta gente perdiendo el empleo y los empresarios haciendo magia para poder sostener a los trabajadores”.

Otro cambio que propone la reforma es la implementación de “listas cremallera”, es decir, la obligación de que las listas de candidatos, tanto al Congreso como al resto de las corporaciones, sean cerradas y alternen hombres y mujeres. Esto, con el fin de garantizar una mayor participación femenina en la política nacional y local.

La reforma política busca además que la financiación de las campañas sea pública y define un tribunal electoral independiente al Consejo Nacional Electoral para que procese los temas contenciosos de los partidos. Esta creación de un nuevo tribunal electoral, asumiría varias de las funciones que actualmente tiene el Consejo Nacional Electoral. El nuevo tribunal, entre otras, tendría facultades de tipo jurisdiccional, como la revocatoria de inscripciones y la eliminación de personerías jurídicas de los partidos.

De acuerdo con los ponentes, el proyecto aprobado en primer debate acoge la tesis de que las autoridades administrativas no podrán inhabilitar a quienes hayan sido elegidos por voto popular. De esta forma la reforma política también armoniza la legislación con el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el caso de Gustavo Petro, advirtiendo que ninguna autoridad administrativa, como la Procuraduría o la Contraloría, puede destituir o inhabilitar a funcionarios elegidos con voto popular.

El proyecto en trámite, en caso de ser aprobado en el Congreso, reformará también el código electoral con la implementación del voto electrónico o mixto, la cédula electrónica y el voto a distancia.

Aunque el proyecto planteaba revivir el transfuguismo, para permitir que los congresistas puedan cambiarse de partido sin recibir sanciones, dicha propuesta fue negada.

El senador Luis Fernando Velasco, coordinador ponente, dijo: “A diferencia del transfuguismo, que es un parlamentario individualmente considerado, al escisión obliga a que un grupo de congresistas que unidos en Senado o en Cámara superen la votación del umbral electoral, pueden retirarse de un partido del cual han sido electos y fundar un nuevo partido o hacer coalición con otro partido”.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero