La Cuarta Via

Impuestos. Males administrativos y Puerto Franco

En la Cuarta Vía

POLITICAZOS. De Joaquín Romero Calle.

Colombia, con el cambio de gobierno y presentación al Congreso de la República, de un proyecto de reforma tributaria, se ha sumido en una dinámica expectativa, por aquello, de quienes, serán los más afectados, en cuanto a base, hechos y cuantías gravables, con sus respectivos porcentajes de exacción, que traerá la ley que está estudiándose, desde el pasado ocho de agosto del corriente año 2.022.

Abundan los comentarios, análisis, críticas y sugerencias sobre lo propuesto y lo que se estudia: No faltan los expertos, con el respectivo portafolio de enunciaciones o fórmulas que hunden, según ellos, el positivo estado actual de la economía. Toda clase de efectos negativos, le señalan a la iniciativa: que crea doble tributación, a las personas naturales; impide el desarrollo industrial y atenta contra el crecimiento económico.

Es decir, imposible el cambio, a través del recaudo de dineros, por vía tributaria. Y sin mejoramiento de los recursos económicos que ingresan al Estado, imposible, la introducción, de una serie de cargas Estatales, para impulsar el desarrollo social de toda la población, en especial, de quienes sufren la ausencia de riquezas o de, siquiera, un trabajo permanente y digno, en remuneración y poder adquisitivo del dinero.

Lo primero que nosotros preguntamos, frente a la en trámite reforma tributaria: ¿es necesidad del Estado? La respuesta espontánea de todos, de inmediato: sí, es necesidad del Estado. Y aquí surge tremenda contradicción sustantiva. La nueva carga tributaria, es necesidad del Estado, pero todos aquellos, sobre quienes serían los encargados de soportarla o de financiarla, le están poniendo palos en la rueda, pues la consideran lesiva, para el patrimonio de las personas naturales o del ensanchamiento industrial o emprendedor o, lean bien, daña el crecimiento económico.

Es decir, no es viable una reforma tributaria, para sufragar cambios sociales, tan prometidos por los mandatarios, en el poder conquistado en el pasado debate electoral. Entonces, ¿qué hacer, si vía impositiva no es posible la obtención de recursos, única que se vislumbra en el panorama económico?

ENTRE DOS MALES, EL MENOR.

Luego de agotar operación administrativa, para satisfacer medida cautelar procesal, decretada por Tribunales Administrativos de Bogotá y de Medellín, con respecto a la elaboración de lista de 10 elegibles, como finalistas, entre aspirantes a ser elegidos como Contralor General de la República, el Congreso ídem, procedió a consumar el acto de elección de este jefe supremo del control fiscal.

Daniel Coronell, en su Reporte, en la WRADIO., en días pasados, informó con carácter de primicia, que el Presidente de la República, tenía candidato, para tal cargo. Y que, por ello, Roy Barreras, trabajaba entre los congresistas, para armarle mayoría definitiva, a la persona, determinada en el fuero presidencial. Ese candidato, lamentablemente para ella, y para quienes le patrocinaban, no lograba encajar entre los 10, finalmente postulados.

La versión de Coronell, tomó cuerpo y todos los grandes medios de comunicación social, medianos y pequeños, también, dieron, por cierto, que Gustavo Petro, tenía candidato a Contralor. El del guiño presidencial, contaba, con una contendiente, que, por momentos, posó de imbatible, pues, se decía, contar con el número suficiente de votos, que le hicieren mayoría en la elección.

Y obvio, proliferaron las críticas, pues, se estaba incurriendo en as prácticas del pasado: clientelismo, para proveer los altos empleos de la República. Y contra el primer mandatario de los colombianos, pues, según, rompía promesas de campaña, de que los órganos de control estarían en manos de los contrarios.

Así como los medios, informaron de la supuesta nueva preferencia de Petro, sobre un postulado, llamado Carlos Hernán Rodríguez, asimismo, los impulsores de María Fernanda Rangel, dijeron de ésta, que no sólo es funcionaria de la Contraloría, de confianza del Contralor saliente y de ser ficha de éste, para con ella, el ahora saliente Contralor, tratar de conseguir nominación para la Fiscalía General de la República.

En un plano de rectitud y transparencia, de ejercicio del poder legal, los fines, eventualmente, que alimentaban la aspiración de la candidata Rangel, dejan mucho que desear, dentro de un exigente marco moral. Incomparable, con que el Presidente, se incline por un nombre específico, para ser titular del control fiscal. En tal caso, preferible escoger para el cargo, a este último, frente, a quien llegaría al mismo, para buscar la elección de su favorecedor, en la elección de otra alta dignidad estatal.

OTRA VEZ PUERTO FRANCO.

Sigue la incertidumbre de la comunicación terrestre, entre el centro urbano del Municipio de Galeras, en Sucre y sus zonas rurales, pues, las vías que posibilitan este propósito, están intransitables, por efectos de la voluminosa ola invernal, desatado en estos días actuales. Con franqueza y decisión, a pesar de lo trabajoso que resulta la protesta, la gente de Puerto Franco, lo hace, tomándose la salida en la ruta de Galeras, hacia Sincé.

Mientras, que con poca franqueza y menos sinceridad, el Alcalde José Ignacio Hernández Vega, llega a explicarles a los sufridos reclamantes, las gestiones de la administración, para solucionar la crisis y restablecer la conectividad, entre los distintos puntos de orientación cardinal del galerano y del transeúnte motorizado ocasional.

Pues, el viernes pasado, 19 de agosto, tuvo lugar una nueva ocupación de hecho o bloqueo, del punto carreteable, señalado. Hasta allá llegó el señor Alcalde, para contar cómo gestiona, para conseguir salir de la encrucijada. Lógico, ha sido tanta la displicencia administrativa, que los ciudadanos, no le creen al Alcalde. Ninguna credibilidad tienen éstos, en el mandatario. Y allí dijo, que a esa carretera, le invirtió el año pasado, doscientos treinta y siete millones de pesos.

Creyéndole, tenemos, que la obra pública, fruto de la inversión anunciada por el Alcalde, no tuvo los formatos materiales de estabilidad ni resistencia, suministrada, por excelsa calidad de materiales y perfecta construcción, sometida a estrictos moldes científicos del levantamiento de este tipo de medios carreteables, para la interconexión automotriz, de todos los sectores poblacionales. Sencillamente, se perdió esa plata.

Tal parece entonces, que francamente, la solución para Puerto Franco, es que, prontamente, llegué el anhelado verano.

Quizás te interesa...

Knowledge Science Archives

If you’re a fresh graduate, make sure to include any internships, personal initiatives, open-source contributions

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero