Sábado 22 Septiembre 2018

¿Y si el aseo de Magangué lo asumiera el grupo Sala?, ¿qué tan posible es?

Desde el año 2017 llegó a la ciudad de Magangué la empresa Adesa a operar el servicio de agua y alcantarillado, como todos saben esta pertenece al grupo Sala, un conglomerado que fue reconocido recientemente como una de las “25 empresas que más le aportan al país” por parte de la Revista Semana.

Este reconocimiento no solo valida cada una de las estrategias del Grupo, sino que también confirma que es posible pensar en negocios donde las palabras rentabilidad y medioambiente estén escritas en la misma página.

El mayor reconocimiento se lo llevó Aseo Urbano, una empresa que busca cambiarle la fama al sector de la recolección y disposición de desechos en Colombia. Al mando del grupo está el cartagenero Humberto Rodríguez Cobo, CEO del Grupo Sala (Aseo Urbano), que comenzó operaciones en el año 2000 en Cúcuta y luego se expandió a Yopal, Aguachica y Cartagena.

La prima hermana de Adesa viene precedida de este reconocimiento nacional, por eso la pregunta no es descabellada, pero en las actuales circunstancias judicial del contrato de operación dl servicio de aseo en la ciudad de Magangué si parece descabellada.

Vale indicar que el Tribunal Administrativo de Bolívar en diciembre del 2017 declaró la nulidad absoluta del contrato y estableció que los bienes y elementos afectados a la concesión del servicio público de aseo deben ser devueltos al municipio de Magangué, sin que el contratista exija compensación alguna.

Actualmente el servicio lo presta Regional de Aseo, siendo uno de los servicios más cuestionados por la comunidad y que mayor queja ciudadana.

Esta primera instancia esta a la espera de ser o no ratificada, lo que seguramente todos o casi todos en Magangué esperan que suceda, esto abrirá la puerta de buscar un nuevo operador que por la cercanía y el prestigio reconocido apuntarúia a Aseo Urbano del grupo Sala.

Por lo pronto la reseña de la distinción lograda presenta a Aseo Urbano como una empresa distinguida “por dignificar a sus trabajadores, en especial, a los encargados de la difícil tarea de limpiar las calles y recoger las basuras. Además de sus buenas relaciones con el sindicato que opera en Cúcuta, la firma otorga una serie de beneficios como subsidios funerarios, educativos y de vacaciones; incluso tiene a su disposición psicólogos y trabajadores sociales que les colaboran en crisis personales. Un trabajador con angustias económicas o problemas personales o familiares no es productivo, por eso se invierte en ellos, dice Rodríguez.

La innovación es fundamental tanto en materia tecnológica como operacional. Aseo Urbano se convirtió en la primera empresa que incursionó en la recolección de residuos por medio de contenedores. Esa opción en un principio no era posible con las normas legales colombianas, pero ha traído grandes beneficios a las comunidades, a los trabajadores y ha aumentado la productividad. Gracias a los contenedores las personas pueden depositar la basura un día antes de su recolección, las bolsas no están a merced de los animales que las rompen, los trabajadores no tienen que hacer esfuerzos para alzar los desechos y el tiempo de una ruta disminuye en un 50 por ciento.

Pero sin lugar a dudas el mejor ejemplo de innovación tecnológica y ambiental se encuentra en el relleno sanitario de Guayabal, Cúcuta. Allí Aseo Urbano ha invertido sumas millonarias para que la disposición de basuras no se convierta en un problema como en otros sitios del país. Cabe destacar el manejo de lixiviados, que no se vierten en ríos, sino que son tratados y usados en los procesos de biorremediación

Foto archivo

viaradio

x

cuartavia play store