Lunes 11 Diciembre 2017

Salario mínimo de 2018, entre el 4 y el 12%, ¿qué hay del salario diferencial por regiones?

Las centrales obreras aspiran al 10% o 12% de alza, mientras analistas consideran que debe estar entre 4% y 4,5%.

Este 5 de diciembre se iniciará formalmente la negociación del aumento del salario mínimo legal que regirá a partir del 1 de enero de 2018. A la cita entre Gobierno, patronos y trabajadores irán representantes del Dane, el Banco de la República, el Ministerio de Hacienda, el Departamento Nacional de Planeación, y demás sectores, que fijarán sus puntos de vista y mostrarán las variables económicas que influyen en la decisión final.

La ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, recordó que la primera etapa de diálogo en busca de la concertación irá hasta el 15 de diciembre. De no lograrse, las conversaciones podrán extenderse a más tarde hasta el 30 de diciembre, que es la fecha estipulada para que el gobierno expida el decreto que ordene el respectivo incremento salarial.

Las centrales obreras ya anticiparon sus peticiones. El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Luis Alejandro Pedraza, dijo que solicitará un alza del 12 por ciento, una aspiración que consideró como justa.

La Confederación General de Trabajadores (CGT) también anticipó que su propuesta está entre el 10 y el 12%.

La Asociación Nacional de Instituciones financieras (ANIF) afirmó por su parte que este ajuste no debe ser mayor al 4,5%, mientras los empresarios harán su oferta el jueves, con una cifra que genera gran expectativa por las dificultades que este año han tenido varios sectores, entre ellos la industria.

¿Salario mínimo diferencial por regiones?

La propuesta para que se establezca un salario mínimo diferencial por regiones, volvió a calentar la polémica sobre si es necesario o no establecer eses modelo en Colombia.

La iniciativa cobró vigencia desde mediados del mes de octubre en el informe de Borradores de Economía del Banco de la República en el que se propone que el país implemente un salario diferencial acorde con la productividad de las regiones, buscando reducir la informalidad laboral en las principales ciudades del país.

“Proponemos que las ciudades más productivas tengan un salario mínimo superior al de otras de baja productividad, esto permitiría un balance entre productividad laboral y salario mínimo que no dificulta la demanda de trabajo formal”, señalaron los investigadores Luz Flórez y Luis Arango.

El documento recuerda que el país ya tuvo en la década de los ochenta un salario diferencial por regiones.

En 1960 se establecieron salarios por Departamentos y por tamaños de empresa y ese mismo año se reajustó el salario mínimo en el sector agrícola y de los trabajadores menores de 16 años. Para 1972 se fijó el salario por sectores de manufactura, comercio, servicios, transporte, construcción, primario, entre otros, por zona del país y por tamaño de empresa, etc.

Sin embargo, estas medidas se unificaron en 1983 cuando se estableció un salario mínimo para la totalidad de los trabajadores colombianos tal y como rige en la actualidad.

Para el director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, Eduardo Sarmiento, esta propuesta aún necesita madurarse porque podría profundizar las problemáticas que viven las regiones con baja productividad.

¿Cómo se aplicaría?

De acuerdo con el documento del Emisor, inicialmente se realizaría un cálculo para determinar el nivel de la informalidad en las ciudades para organizarlas en cuatro grupos que permitan determinar los salarios, los cuales se implementarían durante cinco años para luego definirlos de forma plena para todas las capitales.

En ese sentido, en un primer grupo estarían las ciudades que presentan una tasa de informalidad baja (Bogotá, Manizales y Medellín) en donde el ajuste del salario mínimo sería igual a la meta de inflación de largo plazo y algún estimado de crecimiento en la productividad que estaría entre 0,5% a 1% anual.

Para las regiones con informalidad media (Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Pereira, Cartagena) el ajuste sería de 75% del correspondiente a las ciudades del primer grupo.

Para las ciudades con tasas de informalidad alta (Villavicencio, Neiva, Armenia) el incremento sería de 50 % y en las de muy alta (Cúcuta, Montería, Florencia, Valledupar, Quibdó, Riohacha, Santa Marta y Sincelejo) el ajuste estaría sería del 30 %.

Para que la propuesta sea realidad deberá enfrentar un largo trámite en el Congreso. Y eso por ahora es difícil.

Lo que dicen los actores

Para el vicepresidente de la Asociación Bancaria, Asobancaria, Jonathan Malagón, que hace parte de la mesa de negociación del salario mínimo, aseguró que “el salario diferencial por regiones es una buena idea, pero consultando la realidad de la capacidad de compra de cada uno de los hogares”.

Entretanto, Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda, señaló que está de acuerdo en discutir el asunto, aunque “se tendrían que presentar estudios técnicos en cada región”.

Por su parte, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, no descarta esa posibilidad. “La negociación de esta propuesta debe ser incluida en la discusión del salario mínimo y evaluada por los gremios”, anota.

A los comerciantes también les suena la idea, pero al igual que los demás gremios, faltan todavía muchos elementos técnicos para que sea viable en el tiempo.

Salario Mínimo Mensual 2017 en Colombia

$ 737,717.00

Setecientos Treinta y Siete Mil Setecientos Diecisiete Pesos

Variación anual: 7.00 % ($ 48,262.00)

Salario + subsidio de transporte: $ 820,857.00

viaradio

x

cuartavia play store