La Cuarta Via

José David Contreras Castillo, el niño talento Zenú

En la Cuarta Vía

Por José Dolores Berrío Berrío

Resguardo Indígena Zenú. El niño José David Contreras Castillo, de 12 años, se robó la atención de los presentes en el acto de clausura del proyecto de formación artística y que apoya MinCultura “Que suenen los tambores y las gaitas” el cual es ejecutado por la Institución Educativa Técnico Agropecuario Doribel Tarra del corregimiento La Cruz del Guayabo, San Andrés de Sotavento, Córdoba.

La clausura se llevó a cabo en el salón múltiple de la Institución Educativa Indígena donde José David, demostró que es un niño talentoso que cursa octavo grado en la INETADOTA y hace parte de la modalidad de tambores y gaitas del mencionado poyecto.

Interpreta magistralmente el tambor -llamador actividad que realiza con tanta entrega y pasión, ya que por sus venas corre la música autóctona como si fuera un caudaloso río.

Es el mayor de tres hermanos, seguido de Johana y José Joaquín, aunque José David, sea un menor de condiciones especiales, eso, no ha sido impedimento para salir adelante y demostrarle a la sociedad sus cualidades artísticas que hoy día, lo muestran al mundo como un niño con grandes habilidades en la música, la pintura, el deporte(fútbol) y la mecánica.

Sus padres son José Contreras, de oficio agricultor y artesano y Ana Castillo Rodríguez, ama de casa y artesana, residentes en La Cruz del Guayabo, los cuales le han brindado todo su amor, comprensión y apoyo para que su hijo, se sienta contento y haya podido desarrollar con facilidad su talento artístico y deportivo en la Institución Educativa, la Comunidad y el municipio de San Andrés de Sotavento.

Ana Castillo Rodríguez, madre de José David, dijo a este medio que su hijo siempre ha sido un niño de buenos sentimientos: “todo el mundo para él es amigo, es muy querido por los compañeros del plantel y los docentes y eso me hace sentir muy feliz y orgullosa de su personalidad”, expresó Ana Castillo.

José David seguirá tocando con mucha fuerza y entusiasmo el llamador en el grupo de gaita, al tiempo que sueña, con aprender a tocar muy pronto el acordeón para interpretar las canciones de los compositores indígenas y poder representar a la institución educativa y la comunidad en los eventos folclóricos que se realizan a nivel de la costa Caribe.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero