La Cuarta Via

La gran oportunidad que la clase política le niega a Magangué

En la Cuarta Vía

Quiero seguir hablando del desarrollo de Magangué, porque siento que apenas damos pasitos cuando la región y otros municipios están dando saltos importantes, y claro que es competitividad, también emprendimiento, innovación, factores sociales y económicos que debamos trazar para la hoja ruta que nos enganche nuevamente en el sitial que debe estar Magangué, y por negligencia perdimos.

La política no es ajena a este tema, quizás por la forma como se maneja el país es el motor que podría mover esta dinámica, “en un país donde todo es político”, necesitamos de ella en su mejor versión, lastima que hasta ahora solo nos ha traído desengaños. En este escenario, donde la política es la palanca, necesitamos de buenos actores y de estrategias para poder traer lo que no hay en el presupuesto municipal, los recursos suficientes para materializar las obras que nos devuelvan el oxigeno y sentirnos una ciudad en auge.

Magangué tiene rezagado un listado de obras pendientes, recursos que los conseguimos allá afuera, con el apalancamiento en el orden Nacional y Departamental en su máxima expresión, acá tenemos lo mínimo para subsistir y medianamente avanzar, pero no es suficiente, debería ser este el propósito que represente los intereses de la Magangué Política, y debería ser la carta de presentación de nuestros actores políticos representados en las casas políticas que conocemos.

Pero sé que este “noble” propósito choca muchas veces con el interés particular de ostentar poder, lo que limita la visión de lograr el gran consenso, pacto, acuerdo, para que las “familias” le brinden a Magangué la oportunidad de estar en la cúspide nuevamente. Su ceguera y apetito nos tienen donde estamos, pero también sé que ellas mismas son las que pueden jalonar las inversiones que necesitamos como ocurre con Montería o Barranquilla.

A ver, cuando arranco la campaña electoral teníamos tres candidatos a la gobernación, hoy solo tenemos uno (no reparo en nombres), pensé que era posible tener gobernador y que este actuara como lo ha hecho Dumek Turbay para su Carmen de Bolívar, parte del presupuesto departamental y lo que representa la gestión del gobernador es lo que necesitamos acá, pero no, nuestra dirigencia no es capaz de sentarse y promover una estrategia que permita este tipo de alcances y representación.   

También por supuesto necesitamos Congresistas con su afán de hacer lobby ministerial y presidencial, ahora los tenemos, pero cada uno con su día a día, los necesitamos unidos y defendiendo los intereses de esta tierrita en la que están algunos de sus amigos.

La dirigencia mgangueleña y de la región tiene la fortaleza de pelear gobernación y gestión ante el alto gobierno, pero solo es un “noble” propósito, porque pareciera que lo único que les importa es el presupuesto municipal, unos recursos que tenemos que maximizarlos; y lo del departamento y Nación para sus propios propósitos.

Desde esta tribuna, les pido a los que lean esta nota y tengan alguna vocería en las clases políticas pues que dejemos de joder, de enemistar con pendejadas, aquí lo importante es que vamos a hacer para mirar el hoy y el mañana con la certeza que estamos en la ruta del bienestar y desarrollo que todos queremos; todavía estamos viviendo el lleva y trae, de yoísmos, de hablar por hablar, el hacer protagonistas de la política a personajes funestos, o asesores que son relaciones toxicas, el mundo de hoy se mueve diferente señores.

Repaso las posibilidades de los actores, estrategias que pudiéramos tener hoy; y veo que falta liderazgo, decisión y verraquera para hacer lo que les propongo, aunque soñar no cuesta nada y escribir mucho menos…

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Quieres contactarte?
La Cuarta Vía
Hola, ¿en qué podemos servirte?