La Cuarta Via

Las muertes de el “Satánico”, asesino serial que conmociona a Barranquilla

En la Cuarta Vía

Además de ser considerado por la Fiscalía como un asesino serial, Tomás Maldonado, acusado de ser el responsable de al menos 10 muertes, entre ellas la de la ama de casa Brenda Pájaro, en Barranquilla, habría incurrido en prácticas satánicas, como lo revela el patrón de una pista encontrada en un gran porcentaje de las víctimas.

De ahí ‘El satánico’, el alias con el cual ha sido dado a conocer ante los medios de comunicación y el interés de los investigadores de seguir hasta el final con el proceso.

Y es que sobre alias El Satánico recae la responsabilidad de nueve casos de muertes entre los años 2001 y 2012.  De esos homicidios, seis fueron documentados con antelación, otro sería el de Brenda Pájaro y dos más han sido conocidos luego de su detención.

Sin embargo, uno de los aspectos que más inquietan en la investigación contra Maldonado Cera, quien recibió medida de aseguramiento en la cárcel El Bosque tras una decisión del juez Segundo Penal Municipal, Néstor Primera, es que a seis de las personas halladas sin vida entre 2002 y 2004, dos mujeres y cuatro hombres, aparecieron con marcas de figuras en el cuerpo y algunos dedos cercenados, lo que llevaría a concluir que habrían sido víctimas de rituales satánicos.

Ante lo anterior, la Policía tramitó la exhumación del cuerpo de Brenda Pájaro, con el fin de determinar si su muerte está relacionada con esos casos.

Se quiere determinar si las manos de la ama de casa presentan algún signo parecido al de las seis víctimas en la que se repite el patrón de presuntos ritos satánicos.

Los cuerpos hallados tienen cortados los dedos medios y anular, con lo que según los investigadores se forma el ‘signo de voor’, interpretado como “Yo amo a sátanas”.

¿Qué es el ‘signo de voor’?

Identificado como uno de los cuatro signos más potentes, el Signo de Voor fue un símbolo o mudra utilizado por los antiguos sumerios para invocar a sus dioses, especialmente a Ishtar, conocida también con el nombre de Inanna, diosa madre asociada además con la guerra, la sexualidad y la prostitución.

Actualmente el Signo de Voor es interpretado como Yo te amo Satanás o Yo te amo Lucifer; se forma con la mano izquierda con los dedos medio y anular doblados hacia la palma de la mano, formando así un cuerno. Se cree que los que forman esta señal, lo que están haciendo en realidad es abrir y/o cerrar portales dando paso a fuerzas malignas que, al no saber controlarlas, se pueden apoderar fácilmente de nuestros pensamientos y voluntad y comenzar a manipularnos.

Los casos del 2002 al 2004

Para la Fiscalía, los crímenes de estas personas se encontraban “estrechamente relacionados”.

 “La relación entre Yilibeth – Tomás y Aida Rocío- Tomás”: “coincidencias geográficas en los lugares de las muertes, conducta sexual seductora por parte de ambas víctimas e iniciativa para proponer relaciones”, expresó el ente investigador, tal y como reposa en el expediente.

Con respecto a las víctimas masculinas, la Fiscalía determinó para la época que se halló “una conducta homosexual definida; relación de vecindad con los sospechosos; los levantamientos de los cuerpos fueron en rutas y vías coincidentes; relación directa de amistad de algunas víctimas con Tomás: Rolando Romero Romero y Jeison Ariza Banquez

Muerte de Yilibeth

El 27 de enero de 2004, la inspectora de Policía de Salgar realizó con la ayuda de la Policía del Atlántico el levantamiento de cadáver en el sector de Punta Roca de una joven identificada como Yilibeth Yirina Manjarrés Almarales, quien en el momento de su deceso tenía 24 años de edad.

Manjarrés Almarales se dedicaba al comercio informal, vendía relojes, mercancías varias y residía en el barrio El Bosque, en la localidad Suroccidente de Barranquilla.

Dentro del proceso investigativo adelantado para esa fecha por la Fiscalía, el ente consiguió los testimonios de los allegados de Yilibeth, quienes relacionaron a un hombre conocido como “Tomás”, que mantenía una relación con la joven y trabajaba como guarda de seguridad en un desaparecido almacén de ropa llamado Jeans Wear.

Una prima de la víctima, entrevistada días después de su muerte, expresó a la Fiscalía que “Ella (Yilibeth) lo que más hacía era hablar de Tomás, ella me dijo a mí, que Tomás le había dicho: vamos a casarnos para diciembre, ella le dijo, para qué diciembre si ya diciembre pasó…Y él le dijo: acaso no van a venir más diciembres…”, luego, según el documento, la mujer resultó muerta.

Caso Aida Rocío

El 21 de septiembre de 2003 las autoridades conocieron sobre la muerte de Aida Rocío Antolinez Lizarazo, de 34 años. La mujer era comerciante, tenía una panadería ubicada en el barrio Villa del Carmen II Etapa.

El cuerpo de Aida Rocío fue hallado en el sector de Punta Roca, en Salgar, en cercanías donde fue encontrado el cuerpo de Yilibeth. La forma cómo fue encontrado el cadáver de la mujer, con signos de tortura, era similar al de la joven de El Bosque, según la investigación.

Sobre la relación entre la víctima y Tomás Maldonado, la autoridad señaló para la época de los hechos que, según testimonios de allegados a la víctima, “eran buenos amigos, y andaban y tomaban ron juntos, pero Rocío me comentó que ella tuvo un problema con un cuñado de Tomás del cual no sé cómo se llama y no lo conozco…Rocío me dijo que una vecina de Marta había llamado a la esposa de Tomás, y le dijo que Tomás estaba en la fiesta con una vieja mona que era la cachaca de la panadería…”.

Yeison Ariza Banquez

El cuerpo sin vida del joven Yeison Ariza Banquez, nacido el 25 de mayo de 1987, fue hallado el 18 de septiembre de 2002 en la prolongación de la carrera 51B, en el kilómetro 7 de la Vía a Salgar. Ese cadáver, según la investigación de la autoridad, apareció semidesnudo, con heridas de arma corto-punzante, “signos post-mortem descritos como la estrella de cinco puntas”.

Las labores investigativas de la época lograron establecer que la víctima, “homosexual”, entabló una relación de amistad muy cerrada con los individuos Ever Fontalvo Vergara, alias El Niño y Luis Aldin Delgado, alias Yakaman.

Estos dos sujetos, determinó la Fiscalía en su momento, que tenían una “relación” con Tomás Maldonado Cera “los cuales han sido vistos departiendo juntos en varias ocasiones en el sector de Metrocentro”.

Roberto Bolaño

El 26 de julio de 2002, el cuerpo del cosmetólogo Roberto Antonio Bolaño Ortega, quien en ese entonces tenía 28 años de edad, fue encontrado en el sector conocido como Punta Roca.

El cuerpo de Bolaño Ortega, quien era reconocido integrante de la comunidad Lgtbi y frecuente visitante del sector de Metrocentro, fue encontrado semidesnudo  con estigmas consistentes en signos satánicos tales como estrellas de cinco puntas y ruptura del poder de Dios sobre la tierra.

Las heridas fueron realizadas con elemento corto-punzante y posmortem, además, se encontraron escritos y símbolos en la arena.

Rolando Romero

Asimismo, el 5 de septiembre de 2002 en la vía Circunvalar, entre las carreras 38 y 46, fue encontrado el cuerpo sin vida de Rolando Rufán Romero Romero, de 31 años y conocido como ‘Pipe’.

Según el reporte de las autoridades, este hombre se encontraba desaparecido desde el 3 de septiembre del mismo año y se dedicaba a la venta de motos en un almacén ubicado en el barrio La Paz. Además, era reconocido por tener preferencias homosexuales.

El cuerpo de ‘Pipe’ también contaba con una serie de heridas relacionadas con posibles prácticas de rituales satánicos, además de múltiples lesiones por arma corto-punzante en todo el cuerpo, aunque su muerte fue provocada por degollamiento.

Ingrid Romero, hermana del occiso, aseguró en su momento que este contaba con una relación de amistad con Tomás Maldonado, lo cual fue corroborado al encontrarse –entre los documentos del muerto– un papel con el número de celular que para la época portaba Maldonado.

Miguel Alfonso Gil

Por otro lado, el 29 de noviembre de 2002 fue encontrado –en avanzado estado de descomposición– el cuerpo del menor Miguel Alfonso Gil Rodríguez, quien contaba con 17 años al momento de su muerte.

El joven estaba residenciado en el barrio El Milagro y su cadáver fue hallado en la vía a Salgar, a la altura de Lagos del Caujaral. En la diligencia de levantamiento, adelantada por la Fiscalía, no se encontraron condiciones que ayudaran a definir las causas de su muerte, así como de otras situaciones asociadas al deceso.

Las autoridades lograron determinar que el adolescente era homosexual y al parecer no tenía un vínculo cercano con Luis Delgado, Ever Fontalvo y Tomás Maldonado.

Al parecer, la muerte de Miguel Alfonso habría sido motivada en un problema de carácter pasional de su hermano Yorman Gil Rodríguez con los tres hombres antes mencionados, relacionado con el fallecimiento de alias ‘Pipe’.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *