La Cuarta Via

Los milagros en el futbol si existen. Le dijeron “No vas a poder jugar más al fútbol” y ahora grito “Campeón, por la gloria de Dios”

En la Cuarta Vía

Defensa y Justicia hizo historia de la mano de Hernán Crespo consagrándose por primera vez a nivel internacional. La Copa Sudamericana es el resultado de una institución que año tras año se mantiene en un constante crecimiento hacía la cima. Y este sábado sucedió.

Sin lugar a dudas que uno de los pilares de este título es el delantero Braian Romero, goleador absoluto de la competición con 10 tantos, que es dueño de una historia de superación constante en su vida.

“No vas a poder jugar más al fútbol”

Corría noviembre del año 2012 y la ilusión de su carrera como futbolista recibía un profundo golpe. Militaba en Acassuso, equipo de la tercera división del fútbol argentino, cuando tras no poder entrenar por unos días le diagnosticaron una artritis reumatoidea.

Esta enfermedad las articulaciones y tejidos circundantes, por lo que se lo complicaba no solo jugar a la pelota, sino también caminar.

“Tomaba tres pastillas por día y un corticoide por semana. Pero nada funcionaba y el reumatólogo me recomendó que dejara de jugar al fútbol, que ya estaba. Me decían que inclusive podía tener complicaciones para caminar en el futuro. Fue un golpe durísimo. Yo estaba jugando bien en Acassuso y había entrado a un lista de futbolistas de la B Metropolitana”, afirmó en diálogo con La Nación.

La peleó durante un año y dos meses para regresar a un campo de juego y desde la dirigencia de Acassuso ya pensaban en darle un trabajo en otro sector del club. Sin embargo, en ese momento tan díficil, su abuela le insistió para que vaya a la iglesia.

“Yo creía en Dios, pero hasta ahí nomás. Siempre con respeto, pero no le daba demasiada importancia. Entonces un día fui y me encontré con un pastor. Él me ayudó mucho, me habló de sanar. Yo le preguntaba cosas, leía, empecé a interesarme. Un día escuché algo muy lindo: hablaba de la fe. Entonces comencé a acercarme más y más. Y sin ninguna sugerencia, ni del pastor, ni de mi abuela, ni de nadie, dejé de tomar las pastillas. Fue una decisión absolutamente mía. Al tiempo mis estudios y mi cuerpo empezaron a mejorar”, sostuvo en la misma entrevista.

Al tiempo, Romero comenzó a caminar, a trotar y a correr de la mejor manera. Cuando intensificó se dio cuenta que el dolor ya no estaba. “El médico que me dijo que no iba a poder jugar más no podía creerlo cuando vio que estaba recuperado. Él hizo todo lo que estuvo a su alcance. Y creo que gracias a Dios yo me puse bien. Fue un milagro”, no lo duda.

De la ilusión al descarte en Independiente

Braian Romero continúo su carrera en Acassuso y en 2015 sus goles lo llevaron a Colón de Santa Fe en la Primera División. Luego, se destacó en Argentinos Juniors donde se transformó en figura y una pieza muy importante del equipo de Gabriel Heinze que obtuvo el ascenso en la temporada 2016/17.Otra vez, sus buenos rendimientos lo llevaron a estar en la mira de Independiente. Ariel Holan hizo todo para ficharlo y su transferencia arribó con mucha ilusión.

Sin embargo, en el ‘Rojo’ nunca encontró su lugar. La confianza depositada en el traspaso, no fue la misma a la hora de apostar por él dentro de la cancha y terminó yéndose cedido. Primero a Athletico Paranaense y luego, cuando en plena pandemia le dijeron que no lo iban a tener en cuenta, a Defensa y Justicia, .

La confianza de Crespo y la gloria

Desmoronado por la decisión de Independiente de no tenerlo en cuenta en medio de una situación difícil como la pandemia, Hernán Crespo no dudo en llevarlo con él a Defensa y Justicia.

Le dio un papel preponderante en el equipo y lo posicionó en el centro del ataque, cuando habitualmente jugaba por los costados.

¿Qué hizo Romero? Cumplió con creces. Convirtió 10 goles en 9 partidos de la Copa Sudamericana, fue el máximo artillero de la competición y pieza fundamental para la coronación en el estadio Mario Alberto Kempes. Una muestra más de que el fútbol siempre da revancha.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *