La Cuarta Via

Mediático matoneo económico contra Petro – Francia

En la Cuarta Vía

POLITICAZOS de Joaquín Romero Calle.

Cuando la primera vuelta presidencial, el dólar bajó de precio. Entonces, distinguidas damas periodistas de Semana, informaron al público, que el hecho, obedecía al paso de Rodolfo Hernández, a la siguiente ronda comicial. Ahora, con el triunfo de la fórmula Petro – Francia, la moneda gringa ha subido; ha remontado la caída que tuvo en aquella ocasión y se mantiene en pico de alzada. Responsables, Petro y Francia.

La más incisiva de aquellas damitas, el 20 de junio, llegó a afirmar, que en las cajas de cambio, el billete unitario del norte, estaba en cinco mil pesos. ($5.000.) Desbarajuste cambiario, que ella, atribuye, a la llegada de Petro al poder. Y capitalistas inversionistas, se llevarían sus platas de Colombia. De un espontáneo, se ganó, Andrea Nieto, la comunicadora, denuncia penal, por pánico económico.

Difundir noticiosamente, que el simple hecho, de un acontecimiento electoral, al interior de un país cualquiera, es causa de devaluación de su moneda y de la tendencia a la pérdida de cotización de acciones empresariales, en el universo bursátil de aquel mismo, es una grandísima metida de pata, por lo menos, periodísticamente, para decirlo elegantemente y menos ofensivo, en lo posible.

El dólar, no es una simple moneda, para el intercambio económico de fronteras para adentro, en su Estado de origen. No. También juega, doblemente, en ese papel, de fronteras para afuera. El dólar, compra y paga en el comercio interior de USA. Y compra y paga, en el comercio internacional de Estados Unidos, para Estados Unidos. Ojo, también compra y paga, en el comercio interior de otros países e igualmente, compra y paga en el mercantilismo petrolero internacional, de otros países. En la práctica, es, casi, moneda universal.

En Ecuador, circula como moneda propia. En Argentina, lo mismo, aunque, en menor proporción, que en el primero. Venezuela, está entrando en la misma órbita. Luego, el dólar, fuera de Estados Unidos, antes que ser medio de cambio, es mercancía, con entidad propia como tal, cuyo precio se sujeta, a las fatalistas leyes del mercado: oferta y demanda.

Conceptualización, que se materializa en el llamado mercado de divisas, con el dólar, en categoría de tal. En realidad, es moneda extranjera, adoptada como local, para el desenvolvimiento común y corriente, de la comunidad del correspondiente Estado. En Economipedia, publicación económica especializada, sobre este tema, se lee:

“En los mercados de divisas, todos los días se realizan transacciones de compra y venta de divisas en función del interés que tenga para un sujeto esa moneda, por lo que es habitual que fluctúen, que cambien de valor.” 

Andreíta, el dólar, sube o baja, o baja o sube, por volúmenes de oferta y de demanda. Y su transacción, se regula oficialmente, con un precio que se llama, tasa representativa del mercado, que actualmente, no es de $5.000. Y sí hay cajas de cambio, vendiéndolo a ese precio, están especulando en mercado negro; acontecimiento, con el cual, ninguna relación tienen Rodolfo, Petro, ní Francia. Así de simple. Así que, la denuncia penal, podría resultar, no muy gratuita, en materia de culpabilidad.

SUERTE DE JARILLONES AL POR MAYOR.

Está firmado contrato y en etapa de ejecución, para par de jarillones; uno en Magangué, Bolívar, río Magdalena y otro, en San Marcos, Sucre, río San Jorge. Esta modalidad de contratación no la hemos conocido. Un mismo contrato, para dos obras, en territorios distantes, con conectividad fluvial natural, pero no social, administrativa ni comercial fluida, que justifique esa acumulación contractual. No vemos razón de esa conjunción.

Al menos, que aleguen, una presunta economía de escala, es decir, que, como son dos (02) obras, contratadas al instante, salen más baratas. Especie de todo a mil, como vociferan algunos publicistas improvisados, en puertas de ciertos almacenes. Economía que no vemos por ninguna parte. Por la distancia y autonomía de cada construcción. Así éstas, se levanten al mismo tiempo, requieren mano de obra, materiales o insumos, adquiridos independientemente, un suministro, de otro.

La dirigencia del Pacto Histórico Magangué, debe informar a la comisión de empalme, ante la entidad pública contratante, para pedir detalles de ese acuerdo de voluntades, para los tales jarillones. Que averigüen, por los detalles de lo pactado y la justificación, para suspensión del contrato.

La Cuarta Vía, medio que está al pie de la jugada, con respecto a esta expectativa contractual, debe mantener bien arriba, la guardia vigilante, para saber a dónde conducen estos pormenores negativos de estas hipotéticas obras. Pilas, Joseph Roenes. y Fabián.

ROY, URIBE Y MARIA DEL MAR.

A vuelo de pájaro, queremos decir, que acertada, la escogencia de Roy Barreras, para la Presidencia del Senado. Roy, para nosotros, es un reconocido clientelista. Y eso, en la política colombiana, no es delito. Piensan otra cosa, equivocadamente, los sectarios recalcitrantes, militantes de la izquierda nacional. Lo hemos dicho en varias ocasiones. Además, en política, nada es gratis. Y Roy, no lo nieguen, fue fundamental para el triunfo.

Uribe Vélez, acepta el diálogo, porque sabe, que no cuenta con credibilidad política suficiente, para tratar de erigirse en líder de oposición, contrario, a cuando Santos. Y recuerden, en ese episodio, el Partido de la U., era de Uribe, pero él, no se lo pudo llevar consigo. La colectividad se quedó con Santos, el dueño del bolígrafo oficial, en ese momento. Bolígrafo para firmar nombramientos, cupos indicativos y contratos. Instrumento, que luego llamaron, mermelada.

De entrada, creemos, que la demanda en contra de María del Mar Pizarro, no cuenta con buen viento argumentativo. Es Representante a la Cámara por Bogotá, en representación de la coalición Pacto Histórico, avalada, por un partido con personería jurídica, que aún no establecemos.

Coalición, es palabra, que no aparece, entre las esgrimidas en la demanda, como afectante o restrictiva al derecho de navegación de María del Mar, en las aguas políticas y electorales colombianas.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero