La Cuarta Via

Nadie sabe qué está pasando con el dólar

En la Cuarta Vía

POLITICAZOS. De Joaquín Romero Calle.

Nos da mucha pena, con expertos, sabios y letrados economistas, pero, a nuestro entender, nadie ha dicho a ciencia cierta, cuál es, la causa verdadera de la crecida del dólar, en la tasa de cambio. Pura especulación. Que la elección de Petro, el argumento más fácil y pendejo. Que la inflación en Estados Unidos, que la guerra de Rusia – Ucrania. El aumento de precios del petróleo. En fín, ¿cuál de todas? ¿O todas?

Rudolf Hommes, en Colombia, está preocupado, por la tasa de cambio, que favorece al dólar. Devaluación, en términos técnicos, se llama esa circunstancia. Rudolf, le pide a Petro, pronunciamientos de compromisos con la permanencia del modelo económico, durante el gobierno que éste, está, por comenzar. 

La economía del mundo, está revuelta. Y algunos interesados en desconocer la realidad aconteciendo, quieren atribuirla, al hecho, precisamente, del advenimiento del mandato del Pacto Histórico. Petro, según eso, tiene la virtuosidad, de remover la tranquilidad negocial del universo entero. Es un berraco, definitivamente.

Lo que sucede en el resto del mundo, tiene por qué afectar a Colombia. Nuestra república, es un apéndice de ese globo inmenso, llamado mundo, universo o tierra. Esa era tesis de Rudolf, cuando defendía la apertura económica de él y de César Gaviria, en donde se privilegió la exención de impuestos para las importaciones de bienes y servicios. En un mundo globalizado, ya no tienen por qué haber fronteras arancelarias.

Para refutar lo de la soberanía tributaria nacional, decía, que ya ésta, no existía, porque habían desaparecido las fronteras arancelarias. Se imponía el libre comercio. Comprar y vender, sin limitación alguna, por intervención del Estado; neoliberalismo puro. Hoy, le recomienda a Petro, calmantes verbales, para frenar la impetuosidad nerviosa de los mercados en pánico, por la asunción del Pacto H.

Esa, es la hipocresía conceptual, de los pensadores y moldeadores del sistema, en donde prevalecen los privilegios para el capital, a expensas de la explotación laboral y comercial, del menos favorecido. Lo primero que niegan, soslayadamente o de frente, es la verdad. Y la afirmación teórica de antes. Hoy, Rudolf, no dice, que lo que pasa en Colombia, es fruto de la globalización de la economía.

Hay guerra, entre Rusia y Ucrania, en Europa. Y en América, Estados Unidos, afronta una severa inflación, como nunca antes. El petróleo sube de precio. Se requieren más dólares, para cubrir su negociación. Las exportaciones que salen de Estados Unidos, para Colombia, vendrán con la ñapa de la inflación que azota al país del norte. Esto es, vendrán más caras. Hay que sacar más dólares, para pagarlas.

Y las importaciones de Estados Unidos, que salen de Colombia, van con el déficit de la balanza de pagos y las ventajas de la devaluación. Compramos más en dólares, que lo que vendemos. Acuerdos comerciales, abundan con otros países del orbe. No somos Venezuela, pero, la alimentación, casi toda, es de afuera, como Venezuela. Sin tener los chorros de dólares del petróleo venezolano, que están volviendo al tesoro de la nación vecina.

Hablan mucho del petróleo, como fuente energética de la economía colombiana. Y que, por lo tanto, no es recomendable, el cambio propuesto, de suprimirlo del panorama colombiano, por el Presidente entrante. A diferencia de Venezuela, que sí la tiene, nosotros, en Colombia, no poseemos soberanía sobre el petróleo. Salido de los pozos, esa mercancía, no es nuestra. Es de las explotadoras y comercializadoras, que, al parecer, no pagan IVA., ni renta.

Esas exenciones, constituyen el portafolio de “bendiciones”, que se le otorgan al capital extranjero, para atraer su confianza inversionista, con la seguridad jurídica que la garantiza.

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero