La Cuarta Via

¿Podría llegar el avispón gigante a Colombia?, un “asesino” que se convierte en una nueva amenaza

En la Cuarta Vía

Con cinco centímetros de largo y un aguijón de aproximadamente medio centímetro, los Vespa mandarinia (nombre científico) o avispones gigantes asiáticos poseen una poderosa mandíbula.

Estos animales amenazan la seguridad de los humanos ya que, en algunos casos, su picadura puede causar la muerte. ¿Podría este espécimen llegar a Colombia?

Jorge Euclides Tello, profesor de la facultad de medicina veterinaria y zootecnia de la Universidad Nacional, explica que estos insectos pudieron haber ingresado al continente por medio de barcos provenientes de China y Japón.

Fueron descubiertos en el estado de Washington, Estados Unidos, en diciembre de 2019, tras las denuncias de apicultores que encontraban a sus abejas melíferas decapitadas, según la BBC.

Además, expone los problemas que pueden estar enfrentando la fauna y flora del continente americano con la llegada de este avispón gigante y por qué generan tanta preocupación.

Disminución de abejas

Según Tello, estos avispones son controladores biológicos que aniquilan insectos como escarabajos, mariposas, larvas de mariposas y larvas de moscas. En términos generales, mantienen un equilibrio en los ecosistemas, pues atacan insectos que dañan las plantas.

El problema es que llegaron a un país en donde no existe un controlador biológico, es decir, un enemigo natural. Por lo tanto, insectos como las abejas pueden verse muy amenazados, pues no saben cómo defenderse.

El avispón gigante asiático puede acabar con colmenas enteras, en donde habitan hasta 80.000 abejas. La situación preocupa en Estados Unidos, pues “en 1960 había casi 6 millones de colmenas, pero el año pasado se registraron solo 2 millones. Las abejas se han disminuido dramáticamente”, dice el experto.

Por esto, la llegada de este avispón –que captura abejas de un centímetro y medio, las decapita y, luego, usa su cuerpo para alimentar a sus crías– puede ser perjudicial para la supervivencia de estos pequeños insectos productores de miel.

Es muy diferente a lo que sucede en Asia: “En Japón las abejas tienen mecanismos evolutivos de defensa”, explica Jorge Tello.

Cuando el avispón gigante se acerca a la colmena, las abejas realizan un llamado sonoro y químico para atacar al avispón, llegan unas 200 abejas, rodean al enemigo y hacen vibrar sus músculos torácicos para aumentar la temperatura y poder quemar el avispón.

¿Pueden llegar a Colombia?

Tello afirma que la posibilidad de que el avispón gigante llegue a Colombia es alta y podría tener mayores repercusiones en la fauna y flora nacional que en países como Estados Unidos.

“Para nosotros sería muy grave porque en Colombia no hay estaciones, no hay cambios de temperaturas tan drásticos, como en países con estaciones”, dice. Por lo tanto, los avispones podrían reproducirse muy rápidamente.

Datos sobre este “asesino”

Víctimas humanas. Además de la amenaza que supone para las abejas locales, se calcula que el avispón asiático gigante es responsable de la muerte de hasta cincuenta personas cada año en Japón, de donde es originaria y donde han comenzado a consumirla como alimento.

En cuanto a las personas, los expertos indican que, si bien no es normal que las avispas ataquen a humanos, en caso de que lo hagan, sus aguijones son tan largos y potentes que ni tan siquiera un traje de apicultor puede proteger de ellos.

Potente picada. Justamente su potente picada ha sido comparada con “tachuelas calientes en la piel” e incluso deja heridas abiertas que sangran, según contó un granjero al New York Times. Además, señala que si un individuo recibe varias de sus tóxicas picadas, puede fallecer incluso sin tener alergia a estos insectos pues la toxina se compara a la de algunas serpientes. También se ha visto que los agresivos avispones atacan a mamíferos pequeños como ratones.

Difícil de rastrear. Expertos y apicultores afectados también dijeron al diario estaounidense que no es un animal fácil de combatir ni ubicar porque sus colonias suelen estar bajo tierra y las reinas pueden alejarse varios kilómetros de ellas volando a velocidades que se han calculado hasta en 32 kilómetros por hora.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Quieres contactarte?
La Cuarta Vía
Hola, ¿en qué podemos servirte?