La Cuarta Via

¿Qué pasará con los afiliados de Ambuq tras la intervención forzosa que le hizo Supersalud?

En la Cuarta Vía

La Superintendencia Nacional de Salud ordenó hoy la intervención forzosa para liquidar la EPS Asociación Mutual Barrios Unidos de Quibdó (Ambuq) a fin de proteger la vida y salud de sus 771.557 afiliados en los departamentos de Chocó, Atlántico, Bolívar, Valle del Cauca, Sucre, Magdalena, Cesar y Córdoba.

La decisión, adoptada mediante resolución 1214 del 8 de febrero de 2021, implica la toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de Ambuq, así como el proceso de traslado de los usuarios a EPS receptoras por parte del Ministerio de Salud para garantizarles la prestación de los servicios de salud de manera oportuna y de calidad.

Desde agosto de 2016 la EPS estuvo bajo permanente medida de vigilancia especial por parte de la Supersalud y no logró corregir el deficiente comportamiento de indicadores financieros, jurídicos y técnico-científicos, con lo cual expone a inminente riesgo la garantía de atención a sus usuarios y el flujo de recursos hacia su red prestadora de servicios.

“Tras la evaluación realizada con corte a noviembre de 2020, se concluye que la EPS no ha corregido las situaciones y hallazgos que dieron origen a la medida preventiva y que permitirían una adecuada gestión financiera y de solvencia de los recursos del sistema de salud con el fin de salvaguardar la prestación del servicio público de salud de sus afiliados”, señala la resolución.

Al frente de la EPS la Superintendencia designó como agente liquidador a Luis Carlos Ochoa, de reconocida experiencia en este tipo de procesos, quien deberá entre otras funciones, garantizar la prestación del servicio de salud a la población afiliada hasta que se lleve a cabo el traslado de los afiliados por parte del Ministerio de Salud.

Cabe señalar que la medida de la Supersalud ordena a las EPS receptoras mantener la distribución de la población en las IPS asignadas por Ambuq en la fase 1 del Plan Nacional de Vacunación.

Entre los hallazgos más evidentes del deterioro de la EPS están los siguientes:

Hallazgos asistenciales:

– Presentaba una de las más altas tasas en indicadores como mortalidad materna, mortalidad perinatal, mortalidad en menores de 5 años por desnutrición, por infección respiratoria aguda y por enfermedad diarreica aguda.

– No cumplía con el porcentaje de esquemas de vacunación en niños menores de un año.

– Incumplía la meta de tamización con mamografía a mujeres mayores de 50 años

– Exponía a su población a detección tardía de patologías afectando negativamente la salud de sus afiliados.

– Era tan deficiente su gestión que la EPS no conocía el estado real de sus afiliados porque no les realizaba seguimientos efectivos.

– Entre 2019 y 2020 tuvo 11.630 PQRD y los mayores motivos fueron: demora en asignación de citas de medicina especializada y demora en entrega de medicamentos PBS y No PBS.

– En 2020 le notificaron 486 tutelas y 116 desacatos.

Hallazgos financieros:

– Los indicadores de liquidez presentan una situación crítica mostrando inviabilidad financiera.

– Registra altos niveles de endeudamiento, de razón de corriente y de capital de trabajo negativo, poniendo en evidencia la limitación para cubrir las obligaciones adquiridas.

– Incumplía los pagos a su red de prestadores de servicios y su deuda a noviembre de 2020 era de 312 mil millones de pesos.

– Incumplía los acuerdos generados con sus IPS para el pago de recursos por concepto de servicios prestados.

– Su pasivo alcanza los 350 mil millones de pesos, esto es casi tres veces mayor que el valor de los activos. Es decir, por cada peso que tiene en sus activos debe 3 pesos en el pasivo.

– Registra un patrimonio negativo de $224.802 millones de pesos.

Adicionalmente, en los últimos años la Superintendencia Nacional de Salud impuso a la EPS Ambuq multas por 3.200 millones de pesos por 3 motivos principales: fallas en la prestación de salud, incumplimiento de recursos al sistema e incumplimiento de reportes de información.

En mayo de 2020, el representante legal de Ambuq, Luis Ernesto Valoyes, fue el primer directivo de una EPS sancionado con la nueva facultad de la ley 1949 para responder con sus propios recursos. Fue multado con $ 250 millones por no atender requerimientos de la Supersalud.

En el último año la Superintendencia le ha abierto 11 investigaciones administrativas, tanto a la EPS como a su representante legal.

La distribución de los afiliados de Ambuq cobijados por la medida es la siguiente:

Finalmente, el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, dio un parte de tranquilidad a los usuarios, quienes no se verán afectados por la medida, ya que las EPS a las que pasarán no tienen medida de vigilancia especial y deben garantizar la prestación de los servicios con calidad y oportunidad.

“A ningún usuario se le interrumpirá los servicios de salud. Ambuq los seguirá prestando hasta el 28 de febrero y desde el día siguiente, 1° de marzo, las EPS receptoras se harán cargo de los nuevos afiliados”, enfatizó.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *