La Cuarta Via

¿Qué piensas de la celebración del Halloween?, ¿fiesta satánica, peligrosa o solo diversión?

En la Cuarta Vía

Halloween, conocido también como “Noche de Brujas” o “Noche de Difuntos”, es una festividad de origen celta que en la actualidad se festeja la noche del 31 de octubre.

Para muchos sectores religioso, que se promocionan contra estas festividades, hay tratar de frenar su expansión y advierte que Halloween “no es una fiesta inocente”, porque “tiene un trasfondo de ocultismo y de anticristianismo”.

Por otro lado, hay voces en contra, pero con un sentido más pedagógico, invitan es que los niños descubran el valor de la vida y de la bondad, y no fomentar la muerte. “Los menores se abren a la vida y no a la muerte. Los padres deben ser conscientes y encauzar el sentido de fiesta hacia lo bueno y a la belleza, en vez del terror, el miedo y la misma muerte”, es su argumento principal.

Pero para mucho es solamente una fiesta de tradición, que se ha fomentado en el cine y la televisión, pero que no genera trastornos ni problemas sino se les pone ese rotulo, “los niños la gozan sin problema, es un momento de fiesta para ellos, la maldad se las ponemos los adultos”, se enfocan en responder.

El origen de esta fiesta

Los antiguos pueblos celtas solían realizar una gran ceremonia para conmemorar “el final de la cosecha”. Esta celebración ocurría a finales de octubre. Esta fiesta fue bautizada con la palabra gaélica de “Samhain”. (El significado etimológico es “el final del verano“.) Esto es porque durante esta celebración se despedían de Lugh, dios del Sol.

Esta festividad marcaba el momento en que los días se iban haciendo más cortos y las noches más largas. Los celtas, al igual que muchas culturas prehispánicas, creían que en Samhain los espíritus de los muertos regresaban a visitar el mundo de los mortales.

El año céltico concluía el 31 de octubre, en el otoño, cuya característica principal es la caída de las hojas. Para ellos significaba el fin de la muerte o iniciación de una nueva vida. Esta enseñanza se propagó a través de los años de generación en generación.

La costumbre era dejar comida y dulces afuera de sus casas en manera de ofrenda. Por otro lado, era común encender velas para ayudar a las almas de los muertos a encontrar el camino hacia la luz y descanso junto a Lugh.

El 31 de octubre por la noche, en los países de cultura anglosajona o de herencia celta, se celebra la víspera de la fiesta de Todos los Santos, con toda una escenografía para recordar a los ancestros.

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *