La Cuarta Via

Quenopodio de venta libre en Magangué. Las alertas están prendidas tras el caso del menor fallecido

En la Cuarta Vía

La muerte del menor Cristian David Buelvas Carrillo, debido a la ingesta de un purgante conocido como Quenopodio, prendió las alarmas entre las autoridades ante el incremento en las ventas de productos y medicamentos que ponen en riesgo la integridad de las personas, el caso ocurrió en Barranquilla.

Esto ocurrió el pasado 7 de febrero, por una falla hepática y respiratoria falleció un niño de 14 años, hijo de Pedro Antonio Buelvas, quien le suministró al preadolescente el purgante, pero también y con el con el objetivo de limpiar el organismo, también a su hija de 10 años, quien se encuentra grave en el Hospital Los Almendros de Soledad, Atlántico, y su esposa, Erika Patricia,  quienes ingirieron el purgante el pasado 25 de enero. 

A pesar de la constante alerta por parte de las autoridades para evitar la comercialización del Quenopodio y otros productos similares, debido a los daños que pueden causar en el organismo, estos se consiguen en cualquier esquina sin mayores restricciones.

El precio de comercialización de este producto oscila entre los $4.000 y $10.000, según sus vendedores es recomendado para acabar con la parasitosis, el estreñimiento y el mal aliento, así como para limpiar los intestinos.

Según lo expuesto en el empaque es elaborado por Laboratorios Auramar en Bogotá y cuenta con el registro sanitario 2001 N 00502. La plataforma del Invima indica que “no se produjo ningún resultado dentro del grupo elegido”, es decir, que no aparece el registro.

En Magangué el producto se puede conseguir con vendedores ambulantes o algunos sitios donde se venden productos naturales, según sus vendedores este es uno d ellos productos de mayor demanda, sobre todo en personas que vienen de la zona rural.

Ojo al dato. Dosis letal

Julia González, toxicóloga de la Universidad de Cartagena, explica que el Quenopoido es un producto natural con fines antiparasitarios y que, hecho a base de varias plantas, entre ellas, el paico.

Según expone, esta planta también es conocida con los nombres de ambrosia, epazote, yerba santa o hierba de Santa María que crece de forma silvestre en climas fríos y como maleza en los cultivos.

 “Las hojas y semillas son utilizadas con fines de medicinales, para obtener el aceite de quenopodio, el cual contiene ascaridol, que es letal a dosis de 0,1 mililitro por kilogramo de peso”, sostiene la docente de toxicología y toxicología forense de la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad del Atlántico.

Igualmente asegura que las manifestaciones de la toxicidad comienzan entre los 30 minutos y las 4 horas después de la toma del purgante: “Inicialmente, el paciente presenta dolor abdominal, vértigo, salivación excesiva, dolores de cabeza y vómitos, entre otros síntomas. Posteriormente aparecen la taquicardia, convulsiones, depresión respiratoria, coma y muerte”.

La toxicóloga asevera que no existe un antídoto específico ante una intoxicación, por lo que se debe cumplir un procedimiento para la descontaminación, que debe iniciar con hidratación al paciente.

 “Se puede administrar una dosis única de carbón activado si ha transcurrido menos de una hora de la exposición”, dice.

Además, indica que la mezcla del paico con otras plantas, como boldo y sen, pueden “potencializar la acción de los componentes. Estos productos son realizados de forma casera o en laboratorios rudimentarios, sin cumplir parámetros de calidad”.

Por su parte, Lina Porrás, médica especializada en Medicina Preventiva y Salud Pública, señala que al Quenopodio se le atribuyen propiedades antiparasitarias contra las ascaris y anquilostomas, así como efectos para el manejo del dolor causado por contracciones involuntarias de las fibras musculares.

Sin embargo, sostiene que las formas comerciales no se encuentran aprobadas para su venta, por lo que “puede ser mejor usar la planta que preparaciones que no estén aprobadas para su venta”.

Alertas del Invima

Desde diciembre de 2017, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) emitió una alerta por la comercialización del drenador hepático Quenopodio, debido a que no cuenta con registro sanitario, por lo que “se considera un producto fraudulento  y su comercialización en Colombia es ilegal”.

El Invima también indicó que “los productos sin registro sanitario pueden contener ingredientes que ponen en riesgo la salud de quienes los consumen”.

Asimismo, en junio de 2013, la entidad había emitido una primera alerta por la venta del Quenopodio en medios de transporte público, por lo que recomendó “no adquirir medicamentos vendidos en la calle o los buses, sino en sitios legalmente establecidos”.

Recomendaciones de Invima

Recientemente el INVIMA ha sido informado de la venta del producto “Quenopodio” en medios de transporte público. Este producto no se encuentra aprobado para su uso en Colombia. Con base a lo anterior, estas son las recomendaciones para los pacientes y cuidadores propuestas por INVIMA:

· No adquirir ni consumir el producto Quenopodio.

· Si ya lo está consumiendo, interrumpa inmediatamente su uso, además, si siente algún tipo de síntoma acuda de inmediato al médico.

· No adquirir medicamentos vendidos en la calle o en los buses, sino en sitios legalmente establecidos.

· No adquiera ni consuma medicamentos sin registro sanitario.

· Si desea consultar si un producto tiene registro sanitario puede llamar al conmutador del INVIMA en Bogotá al 2948700 o consultar la página: http://web.sivicos.gov.co:8080/consultas/consultas/consreg_encabcum.jsp

· Dado que los productos no aprobados no pueden ser promocionados en Colombia, si se tiene conocimiento de publicidad del producto Quenopodio (comerciales, pancartas, anuncios en medios de comunicación, páginas de internet, etc.) favor notificar al INVIMA mediante el teléfono anteriormente mencionado o siguiendo las instrucciones consignadas en la página: http://www.invima.gov.co/index.php?option=com_content&view=article&id=286 2&Itemid=241   

· Reportar los eventos adversos asociados a Quenopodio al Programa Nacional de Farmacovigilancia del INVIMA al correo invimafv@invima.gov.co utilizando el formato de reporte FORAM que se puede descargar de: http://www.invima.gov.co/images/pdf/farmacovigilancia_alertas/reportereacciones/FORAM_WORD_1.doc

Quizás te interesa...

desde mayo espera...

Click to inspect, then edit as needed.

Click to inspect, then edit as needed.

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *