La Cuarta Via

Razones por las que debería suscribirse el gran Pacto por Magangué

En la Cuarta Vía

Por Joseph Roenes Galvis

Pasados los días de euforia colectiva llamados fiestas novembrinas volvemos a echar la mirada sobre lo que se ve venir para el año 2023, el año para las decisiones y respuestas políticas de los territorios a ¿Qué es lo que quieren?

Una decisión que deberá marcar el camino de su aspiración y ambición de cambio. Atrás quedaron los resultados de la campaña presidencial, solo está la referencia de lo que significó la votación en cada municipio, ahora refrendar esa votación el próximo año, como muchos desean, significa entender muchas cosas que creo en este momento no se entienden, hablo expresamente en el caso de Magangué, ya hablare de eso, pero si quiero dejar claro que la política electoral se trata de despertar PASIÓN… PASIÓN entre los electores, y eso aún no se logra.

Explicar que la pasión en términos electorales necesita ser trabajada como proyecto inicial, es tema para una columna de opinión diferente, por ello, me limito a proponer lo que pienso de lo que debería ser esta oportunidad para el municipio, extrapolar la buena pasión electoral hoy significa vender la gran propuesta que Magangué necesita, lo propongo así porque sé la importancia que los territorios ahora deberían demostrar ante el gobierno Petro, un territorio unificado con una ciudadanía activa y dinámica representa un valor intrínseco de cambiar muchas cosas que están patas arribas, caso Magangué.

Esto me lleva a proponer la construcción del escenario Pacto por Magangué, un escenario donde se articule los deseos por un gobierno que represente los intereses de la ciudadanía, donde se traduzca los objetivos estratégicos que queremos como ciudadanos, más transparencia, más participación, más apoyo, ejes fundamentales que pudieran permitir enfrentar los sinnúmeros de retos y problemas que año tras año nos estancan en el tiempo.

Este Pacto por Magangué, debe ser toda una cruzada programática electoral con todos aquellos actores interesados en proponer la Magangué que anhelamos, viabilizados por toda una coalición de partidos, movimientos, ideologías, credos, sectores, organizaciones, ciudadanos y ciudadanas de a pie, etc., más allá de ribetes de yoísmos insulsos y de los cuatro golpes en el pecho que algunos se quieren dar.

El Pacto Histórico bien puede seguir trabajando lo que están armando para las próximas elecciones, entendiendo que han delimitado su escenario a los 6 partidos o movimientos que acompañaron el proceso electoral de las presidenciales, entiendo eso bajo la directriz designada, los otros interesados deberán esperar a sumarse como aliados (los que apoyaron el proceso de Petro por fuera del Pacto Histórico), y los otros de los otros (los que se sumaron vía gobierno de Petro) a esperar un Acuerdo Municipal, todo se convierte en un riesgoso vericueto que resultó a nivel nacional con el triunfo y gobierno de Petro, pero es una estrategia que tenía nombre propio PETRO, que traduce PASION, hoy no está el Petro magangueleño por consiguiente no existe la pasión, pero es posible mantener vigente esta segunda para construir el primero.

Propongo que el Pacto por Magangué sea ese escenario de concertación de un verdadero proceso de construcción de la visión política y social de lo que queremos como territorio región, es el tiempo para tocar con la varita mágica la pasión de todos los interesados por un cambio, lo que podría permitir que el primer ganador sea Magangué, y de la misma mesa salga un nombre revitalizado de confianza ciudadana, claro, entendiendo la mecánica de comunicación política que necesita un espacio así.

Escoger otro camino diferente, sin lugar a dudas, es proponer el divisionismo como fórmula, lo representan todos aquellos radicales que no suman sino que llevan al mundo a la guerra, es también una forma de pasión pero negativa e inquietante, o incluso sin saberlo son los que no dan brazo a torcer con sus mezquinos propósitos y que no brindan participación, sumando emociones antagonistas, revanchista y a la atomización de cualquier nombre diferente a sus intereses, una vieja formula que muchos conocen muy bien y saben aplicarla, tanto de un lado como del otro lado, y de hecho seguirá activa para el 2023.

No se trata entonces de lograr candidato único, válgame Dios, se trata de tener claro la candidatura que represente ese gobierno que hace rato estamos esperando y que llegará a definir el futuro inmediato de Magangué con incidencia regional, por igual le toca definir a la ciudadanía, quien de muchos hombres y mujeres (OJALÁ, más allá de los cuatro o cinco, seis, no sé cuántos hay aspirando), tendría la capacidad para ejecutar lo que la mayoría de residentes en esta tierra quiere que por fin se dé, un buen gobierno, un gobierno social y ciudadano, un gobierno de participación y oportunidades, … el gobierno que necesitamos con extrema…urgencia.

joroga01@yahoo.com

Contacto 3002050370

Quizás te interesa...

¿Quieres comentar la nota?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

queremso conocer tu opinión

Entra y deja conocer tu opinión acerca de los temas públicos más relevantes en este 2021en Magangué, espera el especial el próximo 16 de enero